Morales monta un “show” para ratificar sus deseos de expulsar a CICIG

Por Redacción La Hora
lahora@lahora.com.gt

Acompañado de la familia Bitkov, los Vielmann, los Valdes Paiz y Andrés Zimeri, el presidente Jimmy Morales ofreció una conferencia de prensa junto a sus secretarios de estado y ministros en la que expuso las razones de su Gobierno para dar por finalizado el convenio que dio vida a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y ahondó en los supuestos abusos del que fueron víctimas las familias mencionadas.

En una conferencia de prensa ofrecida esta tarde, el mandatario repitió el mismo discurso de la canciller Sandra Jovel en la ONU, donde dio a conocer la decisión del Gobierno de finalizar el Acuerdo que dio vida a la CICIG y la decisión de que la Comisión abandone el país en un término de 24 horas.

Morales comenzó su discurso indicando que después de 16 meses sin respuesta y debido a la pasividad del Secretario General, la Cancillería manifestó sus preocupaciones a la ONU y le comunicó que dio por terminado el convenio que estableció la creación de la CICIG, entidad a la que señaló de haber abusado de su mandato.

El mandatario proyectó un video de la Comisión Helsinki sobre el caso Bitkov, el de la familia rusa supuestamente perseguida por la CICIG, en colusión con el gobierno ruso, el cual fue usado a nivel internacional para atacar y desprestigiar el trabajo de la Comisión.

Luego cedió la palabra a la rusa Irina Bitkov, quien dijo sentirse complacida con el gobierno de Morales por la finalización del Acuerdo de CICIG; posteriormente su esposo Igor Bitkov, condenado recientemente a 7 años de prisión por supresión y alteración de estado civil y por el delito de uso de documentos falsificados, señaló que la CICIG abusó de la prisión preventiva en su caso y quien también se congratuló por la decisión del gobierno de finalizar el convenio.

Posteriormente el mandatario habló del abuso de la prisión preventiva, recordando que ha habido muertes en prisión preventiva, lo cual calificó como una tortura contra los guatemaltecos. También mencionó el caso de Max Quirín, representante del CACIF ante la Junta Directiva del IGSS, como ejemplo de abuso de la prisión preventiva.

Luego, presentó el caso del joven Andrés Zimeri, quien supuestamente fue golpeado por empleados de la CICIG, a quienes supuestamente el comisionado Velásquez apoyó al retirar evidencias.

Los hermanos Valdés Paiz también tuvieron una intervención indicando que el suyo era el primer caso con mentiras que armó la CICIG. Luego, Morales se refirió al caso del exministro Carlos Vielmann, detenido el año pasado por un caso de ejecuciones extrajudiciales.

Según Morales, se violaron los derechos del exministro al haber sido enviado a prisión provisional y se prestaron testigos falsos para inculparlo. Los hijos de Vielmann también tuvieron una intervención, en los que hablaron de los supuestos abusos cometidos contra su padre, quien fue enjuiciado en España y ahora en Guatemala.

Morales hizo ver a la CICIG como un ente que no rinde cuentas al Estado guatemalteco, que puso en riesgo la seguridad y la soberanía del Estado y que ha violado reiteradamente los derechos humanos de guatemaltecos extranjeros con una justicia “selectiva y parcial”.

El mandatario expuso el caso del investigador de la CICIG, Yelin Osorio, quien estuvo retenido por 24 horas en el Aeropuerto Internacional La Aurora, señalando que al impedir que fuera regresado a su país, se violaron las leyes y el sistema de seguridad nacional e internacional.

El mandatario anunció que con base a las facultades que le otorga la Constitución, el Estado de Guatemala dio por terminado el acuerdo entre ONU y Guatemala relativo al establecimiento de la CICIG y repitió el mismo discurso de Jovel en la ONU.

Mientras el presidente pronunciaba su discurso, el secretario general de la ONU, António Guterres, emitió un pronunciamiento oficial tras ser notificado de la decisión del gobierno de Morales, indicando que rechazaba categóricamente el contenido de la carta en la que le informó la intención de dar por finalizado el convenio que dio vida a la CICIG. “El mandato de la Comisión finalizará el 3 de septiembre de 2019”, señaló Guterres.