CARAVANA NO SE DETIENE

Migrantes hondureños continúan su camino hacia EE. UU.

Por Margarita Girón
jgiron@lahora.com.gt

Esta mañana se observaron grupos de migrantes hondureños caminando en bloques de entre quince y veinte personas por El Periférico con rumbo hacia la carretera al Pacífico.

Jóvenes, madres con niños en brazos, adultos mayores y niños retomaron su rumbo hacia Estados Unidos.

Durante el trayecto, algunos guatemaltecos hicieron sonar las bocinas de sus vehículos alentando a los migrantes. Mientras la caravana avanzaba, un taxista se detuvo en pleno Periférico para compartir alimentos con los hondureños, que a pesar de las inclemencias del tiempo caminaban por la vía.

El padre Mauro Verzeletti, director de la Casa del Migrante, informó que todo el grupo que se refugió anoche se marchó esta madrugada. Sin embargo, continúan llegando desde Honduras en busca de refugio.

“EN HONDURAS NO HAY TRABAJO”

El flujo de personas se ha mantenido durante el día en la Casa del Migrante, mientras pequeños grupos se preparan para continuar su camino otros continúan llegando para unirse a la caravana.

Luis Enrique Ramírez llegó esta mañana a la capital en compañía de su esposa y sus dos hijos. Ramírez relató que en Honduras laboró como agente de seguridad pero perdió el trabajo y llevaba varios días sin poder encontrar uno nuevo.

Ramírez explicó que la situación en Honduras es difícil, por eso cuando escuchó sobre la caravana decidió unirse, “en Honduras no hay trabajo estamos arruinados, no se puede vivir”, dijo el migrante.

Héctor, originario de San Pedro Sula, salió esta mañana rumbo a Estados Unidos, dijo que “los gobernantes deben enfocarse más en la pobreza… la mayoría de Presidentes son títeres de las empresas privadas y se ayudan entre ellos adueñándose de la riqueza y haciendo al pobre más pobre”.

El hondureño señaló que aunque tengan la capacidad de trabajar en Honduras, no existen las condiciones para salir adelante porque no hay ni educación ni salud de calidad. También indicó que la ayuda que dan los gobiernos en su mayoría es con fines políticos y no para ayudar al pueblo.

Ante los rumores que afirman que los migrantes han sido manipulados, el presbítero Verzeletti dijo que “en la necesidad humana, en la violencia y en la pobreza no puede haber manipulación”.

ALGUNOS DECIDIERON NO CONTINUAR

Germán Ramírez junto con tres amigos salieron ayer de Copán, Honduras esperando alcanzar a la caravana, sin embargo, ha desistido de continuar el viaje. Los cuatro hondureños indicaron que se dedican a la agricultura, sin embargo, el temor los ha hecho reconsiderar el viaje.

Ramírez relató que en Honduras lo espera su esposa y sus cuatro hijos, aunque pensaba llegar a Estados Unidos, sus compañeros de viaje desistieron y no se atreve a continuar solos la travesía.

Los hondureños llegaron a la Casa del Migrante en busca de ayuda para volver a su país pese a las necesidades que viven en el país vecino.

Hasta el momento, más de 2 mil personas han sido atendidas en Casa del Migrante.

De acuerdo con la información de los migrantes entrevistados, se espera que más grupos lleguen en las próximas horas a Guatemala.

Con información de Grecia Ortiz