DESCRIBE CENTRO DE DETENCIÓN CON OLOR A FERTILIZANTE

Migrante detenido en México; también se enfrenta al hacinamiento

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Comida fría, hacinamiento y un sitio que describe con olor a fertilizante, es a lo que se enfrenta ahora Gustavo* un joven guatemalteco originario de la ciudad capital, quien se encuentra detenido por autoridades migratorias en la ciudad de Oaxaca en México.

El joven es hijo de Mario*, un guatemalteco que retornó hace pocos meses a Guatemala y con quien La Hora Voz del Migrante conversó hace algunas semanas para conocer la situación de su hijo.

Para Mario, las peticiones del presidente de EE. UU. Donald Trump, motivaron a México a tener un trato más fuerte contra los migrantes a su paso por ese país.
Cuando Gustavo, migró hace algunas semanas no tenía planeado hacerlo, pero la desesperación por darle un mejor futuro a su familia lo llevó a dejar su trabajo en un restaurante en Guatemala. Su padre le advirtió de lo que le esperaba en su trayecto como migrante, sin saber que el despliegue de la Guardia Nacional de México detendría sus sueños.

“La Guardia Nacional da un trato peor de lo que hacía hace muchos años atrás, mi hijo está cabalmente detenido en Oaxaca, yo le dije que no se fuera, pero él dijo que sí, entonces pues allá está ahora. No podía obligarlo a que se quedará”, explicó.

El padre guatemalteco menciona que su hijo le relató en una llamada desde donde se está detenido, que las condiciones en las que se encuentran él y otras personas son precarias, porque le quitaron todas sus pertenencias y de momento no se sabe cuándo podría volver junto a su familia.

Por ahora Mario dice que Gustavo se encuentra detenido en el interior de unas bodegas que “huelen a fertilizante… si ustedes vinieron con su voluntad, pues ahora tengan paciencia”, asegura que le han dicho a su hijo. La comida que recibe además es servida fría y solo les proporcionan alimentos dos veces al día.

SIN TRABAJO Y A EMPEZAR DE NUEVO

Cuando Mario intentó llegar a EE. UU., en México comentó que no tuvo ningún problema y que los inconvenientes fueron en la frontera.

“La Guardia Nacional y el Ejército están deteniendo a medio mundo me dijo él. Yo no sabía dónde estaba, pero me avisaron que ahí estaba, intenté llamar al consulado, pero no responden y la verdad no quiero saber nada de este gobierno porque si ni en Estados Unidos atienden al guatemalteco menos en México”, aseguró Mario.

El guatemalteco afirmó que es el Gobierno el responsable de este éxodo, al no generar un ambiente de confianza entre sus ciudadanos que prefieren buscar un futuro mejor en otro país.

Su hijo pagó Q40 mil por el viaje que hizo, si lograba llegar hasta el estado de Florida, el costo hubiera sido de hasta de Q100 mil, pero ahora deberá enfrentarse a la deuda y a la falta del empleo al que renunció para migrar.

“Perder Q40 mil es mucho en un mes. El perdió su trabajo honestamente estaba muy cansado, pero ahí están las consecuencias”, comentó.

CANCILLERÍA: MALOS TRATOS NO SE HAN REPORTADO POR EL MOMENTO

Consultado al respecto el Departamento de Comunicación, del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex), informó que las entidades consulares ubicadas en México tienen dentro de sus funciones realizar visitas a albergues o centros de detención en ese país, “corroboran el estado de salud de los connacionales y les dan seguimiento a los casos”.

También se les consultó si han recibido reportes de malos tratos, sin embargo, afirmaron que, “lo que se ha visto es hacinamiento en los albergues, eso provoca que la atención ya no sea tan buena, pero malos tratos en sí no han reportado por el momento”.

*Se cambiaron los nombres de los involucrados para su protección