Migrante de Baja Verapaz muere ahogada en un canal de riego

Un automóvil de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos conduce a lo largo del Río Grande en Brownsville, Texas, a la espera de detectar el cruce ilegal de migrantes. FOTO ILUSTRATIVA/ LA HORA/AP

Por Redacción La Hora
lahora@lahora.com.gt

Una migrante originaria de Baja Verapaz, Guatemala, murió ahogada en un canal de riego luego que intentará ingresar por segunda ocasión a Estados Unidos, según reportó el medio digital KRGV.com de la localidad de Rio Grande Valley en Texas.

La guatemalteca fue identificada como Vilma Mendoza de 20 años y según le dijo a ese medio el Consulado de Guatemala en la ciudad Del Río ingresó a EE.UU., el pasado 4 de julio y está era la segunda vez que intentaba entrar a ese país.

La connacional esperaba una audiencia en una corte migratoria para continuar su caso, esta fue programada para el 18 de agosto, luego que la retornaran a México bajo la política denominada de Protocolos de Protección al Migrante (PPM).

FUE UBICADA EN UN CANAL DE RIEGO

Sin embargo, a días de que se realizará la audiencia, el pasado lunes 29 de julio, agentes de la Patrulla Fronteriza la localizaron en un canal de riego en donde se presume murió ahogada.

Según ese medio, a la muerte de la guatemalteca le siguen otras siete reportadas en junio en canales de riego los cuales se han visto saturados por las lluvias registradas en la zona.

Asimismo, destacan que dos de las víctimas eran una madre guatemalteca, identificada como María Juan de 34 años y su hija de 5 años.

FAMILIA DICE QUE JOVEN TENÍA ANHELOS

La página de Facebook de Deportevisión Atletismo, compartió un video de una entrevista realizada a los padres de la joven guatemalteca, quienes entre lágrimas expresaron su tristeza por lo ocurrido y solicitaron apoyo económico a quienes deseen hacerlo por la tragedia ocurrida.

Según explicaron, la joven estaba estudiando la carrera de Diversificado como Perito Contador en Ciencia y Desarrollo en Salamá, Baja Verapaz.

Su hermano Guillermo Mendoza, dijo que era conocida por ser amable y que tenía anhelos en la vida.

“Nunca la vimos enojada, era una señorita bien motivada, amable y tenía muchos sueños que realizar… siempre la animábamos también a estudiar pero lamentablemente tomo la decisión desde el año pasado de viajar”, explicó.