El Gobierno busca una donación de vacunas Moderna para esta etapa. En la fotografía uno de los lotes de esa vacuna que donó Estados Unidos hace unos meses. Foto La Hora

Con las recientes pruebas de rectoras de salud sobre la aplicación de la vacuna contra el COVID-19 en la niñez de cinco a once años, algunos países han agilizado la adquisición de unidades. El ejemplo más cercano es Costa Rica, cuyo Presidente anunció la compra de 1.5 millones de dosis para proteger a este grupo etario; de manera contraria, el mandatario, Alejandro Giammattei espera por donaciones para continuar con esta etapa de la inmunización.

LA COMPRA EN COSTA RICA

El 25 de octubre el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, informó de la compra de 1.5 millones de biológicos para combatir el coronavirus. Según el mandatario, estas unidades serán destinadas a niños entre los cinco y once años.

Ese día, desde el Hospital Nacional de Niños en Costa Rica, el presidente Alvarado anunció la compra de los biológicos. “Desde Hospital Nacional de Niños celebramos inicio de aplicación abierta de Syringea menores de 12-17 años. Y anuncié que niños de 5-11 años estarán protegidos y 3eras dosis para adultos mayores”, recordó en un tuit.

 

El medio de comunicación La República de ese país detalló que los infantes en Costa Rica recibirán el inmunizador de Pfizer/BioNTech, cuyo esquema es completado con dos dosis.

GUATEMALA AGUARDA DONACIONES MIENTRAS ESTUDIOS AVANZAN

Por otro lado, en Estados Unidos avanzan los estudios sobre la seguridad de la vacuna en menores de edad. La Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA, por sus siglas en inglés) recomendó el uso de una dosis reducida de la vacuna para este grupo poblacional.

Los datos de los ensayos clínicos de Pfizer sugieren que dosis más pequeñas de su vacuna en niños fueron altamente efectivas para producir anticuerpos contra el Sars-CoV2 y podrían superar el 90% de efectividad para prevenir el COVID-19, según lo recabado por CBS News.

 

La dosis de Pfizer en su versión pequeña será distribuida con un empaque para distinguir la nueva formulación de su vacuna de concentración completa para adultos, dijeron los ejecutivos de la compañía a los miembros de VRBPAC al medio.

El martes un panel de asesores de la FDA votó mayormente por la aprobación de la vacuna Pfizer en menores de cinco a once años, una fase clave para avalar completamente el inmunizador en estas edades. En esta votación diecisiete miembros se posicionaron a favor de la autorización y una persona abstuvo su voto.

Si la FDA aprueba esta aplicación, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) procederán al análisis y recomendaciones antes de implementar las vacunas. Mientras se espera la aprobación final de los CDC, el presidente Joe Biden indicó que las primeras dosis para infantes comenzarán a administrarse a partir de la primera semana de noviembre, según informó CBS News.

 

GIAMMATTEI ESPERA UNA VACUNA DONADA Y SIN AVAL

En Guatemala los esfuerzos por inmunizar a niños y niñas entre seis y once años se resumen a la espera de una donación estadounidense de vacunas Moderna. En una entrevista con la cadena radial Sonora, el presidente Alejandro Giammattei afirmó que se está agilizando el recibimiento de una donación de vacunas Moderna destinadas al grupo de menores de edad.

“Estamos trabajando un donativo algo urgente de mover, porque acaba de ser aprobada Moderna para niños arriba de seis años con una dosis especial, estamos viendo conseguir 4 millones de dosis para adultos”, dijo en la entrevista.

La vacuna que el mandatario espera aún no cuenta con el aval internacional para su aplicación en menores de edad. Medios estadounidenses han resaltado que, según la farmacéutica Moderna, su vacuna es segura y efectiva en niños y niñas de seis a once años, pero no ha sido aprobada oficialmente.

Según los cálculos del presidente Giammattei, las vacunas serían suficientes para inocular a 8 millones de infantes, “con los cuales estaríamos cubriendo las dos dosis de todos los niños en edad escolar”, sostuvo.

El presidente Alejandro Giammattei se refirió a la vacunación de menores. Foto: Presidencia

Agregó que la vacunación para este grupo etario estaría prevista para mediados de noviembre, aunque dependerá de los trámites que asegura se están realizando. “Esperaríamos que fuera en la segunda quincena de noviembre para tratar de tener a todos los güiros que quieran vacunarse, vacunados antes del regreso a clases 15 de febrero, meta que nos hemos impuesto”, declaró.

SIN COMPRAS A LA VISTA

Giammattei no menciona la posibilidad de realizar una compra directa a Pfizer, para completar la vacunación de 12 a 17 años el gobierno espera el arribo de un lote de más de 2 millones de dosis por medio de COVAX.

Se consultó al Ministerio de Salud si hay negociaciones con la farmacéutica y cuál es su estado, pero indicaron que trasladarían la consulta; de obtener respuesta se agregara en este espacio.

 

EL IMPACTO DEL COVID-19 EN LA NIÑEZ

Hasta ahora el Plan Nacional de Vacunación no ha contemplado a los niños y niñas entre los cinco y once años de edad; sin embargo, el contagio de la enfermedad ha sido inevitable en este grupo etario.

Con datos del Tablero COVID-19 se logró identificar que, hasta el 25 de octubre, 14,820 infantes entre los cinco y once años han albergado el Sars-CoV2. La tendencia indica que conforme crecen las edades, aumentan los contagios. Hasta la última actualización se identificaron los siguientes casos por edad:

5 años: 802 niños y 748 niñas
6 años: 861 niños y 832 niñas
7 años: 904 niños y 936 niñas
8 años: 1,067 niños y 983 niñas
9 años: 1,129 niños y 1,083 niñas
10 años: 1,289 niños y 1,305 niñas
11 años: 1,440 niños y 1,441 niñas

Correspondientemente, se han registrado 20 fallecimientos en personas de este grupo etario.

Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorPDH insta al Papa Francisco a visitar GT y se pronuncie por la corrupción
Artículo siguienteBarriletes Gigantes: Presentan nominación para que sean incluidos como patrimonio de la Unesco