Iustitía & Ratio

Micro

Gladys Monterroso
licgla@yahoo.es

“El perro cuando muerde al niño no es noticia, pero el niño cuando muerde al perro si lo es” Adagio periodista español
La palabra micro, “Proviene del idioma griego (‘pequeño’) y significa una millonésima parte de la unidad. He utilizado este nombre para el presente porque la sociedad en general se preocupa de ciertos asesinatos, dejando de lado otros, que suman, o son tan dolorosos, unos como los otros.
Viene a colación lo anterior, porque las páginas de los diarios escritos, todos los días contienen una o varias, sanguinarias sobre la pérdida de vida en forma violenta de hombres, mujeres y niños que pasan desapercibidos, por varios motivos, como a) Se volvió costumbre que las páginas se llenen de sangre indiscriminadamente, b) Dependiendo del apellido del muerto, o su situación económico social será un escándalo, o una noticia más, y c) La igualdad en Guatemala no existe.
Desgraciadamente, no es novedad que el amarillismo vende más que la cultura, por lo que todos los muertos diarios en forma violenta, llenan páginas de morbo, por lo que es económicamente productivo, mientras más muertos, y sin respeto al significado de la muerte, podemos observar, a niños viendo cual caricatura, como ha quedado la persona muerta, se convirtió en espectáculo.
La muerte en Guatemala como en otros países, reconoce nombres y apellidos, y no importa si la muerta se llama Sara Manuela Calderón Godoy, o Ruth Nohemí Revolorio Ayala, que al fin y al cabo, pasan a convertirse en un número más de una estadística, pero ¿Quién reclamará la búsqueda de su asesino? Según las teorías penales modernas, son considerados delitos bagatela, según información periodística, al 29 de octubre pasado, en lo que iba de la semana, habían sido asesinadas cinco mujeres, y así han asesinado a tantísimas mujeres, sin que a nadie, más que a sus propias familias interese, pero no tienen los recursos económicos, ni el apellido “ilustre” que “conmueva” a la sociedad, por lo tanto, cientos de muertes quedan en la impunidad, mensualmente, posteriormente anualmente y ulteriormente, históricamente, pero si analizamos el significado de la palabra, con la teoría del actual Derecho Penal, bagatela significa: “Cosa de poca importancia o valor.”, bagatelas son todos los muertos que han sido ciudadanos comunes y corrientes.

Derivado de lo anterior, el derecho a la igualdad consagrado en la propia Constitución, ni en la muerte existe, cuando ya no eres más que un recuerdo, pero si eres un recuerdo bagatela, solamente a la familia, amigos, novio, pero principalmente madre, importa o interesa, para la sociedad en general, son equis noticia más, al fin y al cabo que quien murió no importa a la sociedad en general, porque es eso, una muerte más.
De ahí el nombre de la presente, todos nuestros muertos violentamente, no son más que una millonésima parte de la unidad, si se tratare de una persona de “sociedad”, no será parte de la unidad, será muchas veces la unidad completa, se exigirá justicia por activa y por pasiva, será aunque sea después de su muerte reconocida por lo menos como “Víctima”, y eso ya es bastante, por lo menos para sus seres queridos; y me refiero a hombres, mujeres y niños, después de la muerte como quien existió, pero en nuestro maltrecho sistema no es así, porque somos todos micro, con particulares excepciones, que tiene mucha relación con la familia, posición económica o social, porque no necesariamente, una se encuentra relacionada siempre con la otra.
Por eso en nombre de todos los micro, que diariamente han muerto, mueren, y morirán, solicito se les respete y se les reivindique después de su muerte, no considerando ya el delito cometido sobre ellos como bagatela, y que sean considerados de importancia, tanto unos como los otros, pero ante todo, que por fin exista una política de reivindicación a las víctimas, ¿Cómo? Investigando con la importancia que se merece a todos nuestros muertos violentamente.