El medicó Rodolfo Pinzón coordinador de la clínica de pacientes recuperados de COVID-19 del Hospital Roosevelt se pronunció en conferencia de prensa. Foto: La Hora/Captura de pantalla

Esta mañana en una conferencia de prensa, desarrollada en el Palacio Nacional, el medicó Rodolfo Pinzón coordinador de la clínica de pacientes recuperados de COVID-19 del Hospital Roosevelt dijo que si bien ha incrementado la cantidad de personas que se vacunan, hay “más mitos que realidades” que provocan que otro sector de la población aún no lo haga o no cumpla con acudir a recibir la segunda dosis.

“Hemos tenido la experiencia que personas con enfermedades crónicas que se administraron la primera dosis, pero por falsas creencias, por falsos mensajes en redes, están teniendo ciertos temores para aplicarse la segunda dosis, más mitos que realidades”, explicó el galeno.

Según el médico, la recuperación de personas que se han vacunado es notoria, por lo que enfatizó en que se debe cumplir con ambas dosis del inmunizador y en este sentido hizo un llamado a que las personas que tienen una dosis acudan a aplicarse la segunda.

SE OBSERVAN CAMBIOS ENTRE QUIENES SE VACUNAN Y QUIENES NO

Pinzón aseguró que existen cambios en los síntomas que provoca el COVID-19 entre las personas vacunadas y las que no.

“La probabilidad de complicaciones es mucho menor en personas que se han vacunado”, enfatizó.
Pinzón explicó cuáles son esas variaciones en los síntomas de los pacientes positivos al virus, “hemos visto casos ya no tan extremos como antes, que era manifestación de tos, fiebre y falta de aire, ahora hemos visto manifestaciones de diarrea o conjuntivitis”, indicó.

LA REHABILITACIÓN

Según Pinzón del 10 de junio, cuando la clínica de pacientes recuperados de COVID-19 inició a prestar sus servicios, a la fecha más de 300 personas han sido atendidas para su rehabilitación post enfermedad.

El galeno explicó que es necesario dar continuidad al proceso de recuperación de los pacientes, señaló que en esa clínica se observan las secuelas que deja la enfermedad.

Pinzón señaló: “Fatiga, cansancio, tos crónica fueron algunas de las secuelas post COVID-19, se agregó posteriormente caída de pelo, personas con manifestaciones neurocognitivas, falta de concentración o atención, algunas otras manifestaciones que no habíamos observado”.

Además, en dicha clínica se brinda rehabilitación pulmonar, este modelo de atención integral ha sido efectivo, indicó Pinzón. Vacunación y cumplimiento de protocolos de bioseguridad son importantes para contener el virus concluyó indicando el médico del hospital Roosevelt.

Manuel García
Periodista graduado de la Universidad de San Carlos de Guatemala, reportero para el diario La Hora. Enfocado en desarrollar material periodístico del ámbito político, económico y social del país para brindar una vista objetiva de los acontecimientos que hacen noticia en el ámbito nacional.
Artículo anteriorPruebas de Covid-19: ¿A dónde acuden los guatemaltecos, al MSPAS, laboratorios privados o al IGSS?
Artículo siguienteCaso Gudy Rivera: Tras crítica de Escobar, el MP justifica su actuar