McLaren, de regreso a Indy 500 e IndyCar

El piloto de McLaren Lando Norris conduce su auto en una sesión clasificatoria para el Gran Premio de Fórmula Uno de China, en Shanghai. Foto la hora: Andy Wong/Ap.

Por JENNA FRYER
Agencia AP

McLaren hizo de las 500 Millas de Indianápolis prácticamente su patio en la década de 1970, con tres victorias en 10 participaciones. Entonces, el constructor de autos se fue, de regreso a Inglaterra a concentrarse en la Fórmula Uno y sin tiempo para más.

El deseo de Fernando Alonso de ganar la versión automovilística de la Triple Corona ha renovado el interés de McLaren, que llega a la carrera del próximo mes al tiempo que explora un ingreso eventual a la serie IndyCar. McLaren y su característico bólido anaranjado estarán de regreso en la pista del Indianapolis Motor Speedway hoy para una prueba, la primera vez que el equipo ha sido un participante oficial en la carrera desde que Johnny Rutherford gano en 1976.

Alonso tuvo el respaldo de McLaren en su debut en la Indy 500 en el 2017, pero el español piloteó para Andretti Autosport. McLaren, como escudería, tuvo mínima responsabilidad.

Este mayo, todo el esfuerzo provendrá de McLaren.

Es una tarea grande para McLaren, que de ningún modo quiere hacer el ridículo ni avergonzar a Alonso. El bicampeón de la Fórmula Uno tiene victorias en Mónaco y Le Mans en su palmarés. Añadir una en las 500 le permitiría sumarse a Graham Hill como los únicos en completar la barrida.

Un problema en la F1 con el suministrador de motores Honda dañó las negociaciones de Brown para conseguir que Alonso regresase con Andretti u otro equipo establecido y Roger Penske no estaba interesado en añadir al español a su equipo Chevrolet. Pero Chevy estuvo dispuesto a darle a Alonso un motor, así que McLaren decidió entrar a Indianápolis por su cuenta.

Brown escogió un equipo de empleados de McLaren y éstos construyeron el auto de Alonso en su sede en Inglaterra y lo enviaron a Indianápolis para la sesión de hoy. Alonso estuvo en la pista este mes para un día de pruebas en la Texas Motor Speedway en un bólido diferente, construido por el equipo Carlins de IndyCar como pare de una alianza técnica forjada por McLaren para garantizar que esté bien preparado. Ese auto será el vehículo de repuesto de Alonso el mes próximo.

Alonso, luego de un día completo de pruebas en Texas en presencia de Rutherford, dijo que se siente confiado de que tendrá un buen bólido de McLaren. En el 2017 lideró 17 vueltas con Andretti y pudiera haber estado en contienda para ganar si el motor no hubiese fallado a 21 vueltas del final.

Su actuación previa le expuso a la enormidad de la carrera y Alonso dice que está listo.