McKennie logra triplete y EE. UU. aplasta a Cuba

Los jugadores de la República Checa festejan tras la victoria 2-1 ante Inglaterra por las eliminatorias de la Eurocopa, en un encuentro que se disputó en Praga. Foto La Hora: AP/Petr David Josek

WASHINGTON
AP

Weston McKennie anotó a los 32 segundos y consiguió el triplete más rápido en la historia de la selección estadounidense, que apabulló el viernes 7-0 a Cuba en el primer enfrentamiento entre ambos conjuntos en la Liga de Naciones de la Concacaf.

Jordan Morris también anotó y empató la marca estadounidense de tres asistencias, Josh Sargent hizo lo propio a los 21 minutos y Estados Unidos terminó la primera mitad con ventaja de 6-0 sobre la isla, clasificada 179 en el mundo.

Christian Pulisic anotó de penalti a los 62 minutos: disparó tranquilamente hacia el centro para su 14vo gol internacional sin celebrarlo. El equipo femenino estadounidense se granjeó algunas críticas por festejar los últimos goles en la paliza por 13-0 que propinaron en junio a Tailandia en la Copa Mundial.

La Liga de Naciones, un nuevo torneo para las selecciones de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf), suscita poco interés, pero impulsa el roce y la competición.

Sin embargo, el ex entrenador de la selección masculina estadounidense, el alemán Jürgen Klinsmann, considera estos encuentros “una pérdida de tiempo” porque se obliga a potencias regionales a jugar contra selecciones débiles.

Los estadounidenses juegan el martes en Toronto contra Canadá, que ocupa el lugar 75 a nivel mundial. El partido es importante para los canadienses en su intento por subir en el escalafón de la FIFA y lograr un lugar al hexagonal que definirá a las tres selecciones de la Concacaf que asistirán a la Copa Mundial 2022.

Estados Unidos, que puso fin a una racha de tres partidos sin victoria, se quedó a una diana de igualar su triunfo por mayor goleada y mayor diferencia de goles.

Estados Unidos tiene foja de 11-1-1 contra Cuba, a la que ha ganado en 11 ocasiones consecutivas para su racha victoriosa más larga contra un oponente.

McKennie conectó desde casi ocho metros (8 yardas) un centro de Morris y anotó a los 32 segundos de partido, el segundo gol de la selección estadounidense más rápido después del anotado por Clint Dempsey a los 30 segundos contra Ghana en la Copa Mundial de 2014.

Morris volvió a enviar pase a McKennie a los 5 minutos para doblegar a Manuel Cruz, quien fue sustituido para la segunda parte.

McKennie devolvió el favor a los nueve minutos y Morris anotó. McKennie logró su tercer tanto a los 13 minutos a centro de Reggie Cannon para su sexta diana en 16 partidos internacionales.

El anterior triplete más rápido de Estados Unidos lo consiguió Brian McBride en la Copa de Oro de la Concacaf en 2002 contra el Salvador, al que anotó a los nueve, 11 y 21 minutos.