McIlroy lidera por dos golpes en México tras 1ra ronda

Rory McIlroy observa la bola en el segundo hoyo de la primera ronda del Campeonato de México en el Club de Golf Chapultepec. FOTO LA HORA: FERNANDO LLANO/AP.

Por DOUG FERGUSON
CIUDAD DE MÉXICO
Agencia (AP)

Rory McIlroy decidió utilizar de nuevo su viejo putter para el Campeonato de México. Y ello marcó un mundo de diferencia.

Desde luego, ayuda que el golfista norirlandés aún le pegue a la bola como si fuera el número uno del mundo.

McIlroy utilizó un hierro 4 para hacer que la bola viajara 275 yardas en la altura de la capital mexicana, hasta aterrizar a unos 15 pies del hoyo 2, donde terminó anotándose un eagle. En la ronda de ayer, consiguió cinco birdies más e inició el certamen con una tarjeta de 65 golpes, seis bajo par, para una ventaja de dos impactos en la cima.

Este torneo es el único del World Golf Championship que McIlroy no ha podido ganar. Lo intentará para igualar a Dustin Johnson como los únicos jugadores en ganar los cuatro certámenes de esta serie.

Justin Thomas y Bubba Watson terminaron con 67 golpes.

El mexicano Abraham Ancer recibió la mayor cantidad de vítores del público, especialmente después de hilvanar tres birdies consecutivos para recuperarse de un mal inicio. Terminó su primera ronda con 70.

El campo, que se ubica a más de 2 mil 300 metros de altitud, es ideal para McIlroy, tomando en cuenta la forma en la que impacta la bola.

Pero en su recorrido, fueron sus golpes cortos los que lo catapultaron al primer puesto. Totalizó 26 putts y terminó en la cuarta posición en la estadística clave de esos golpes cortos durante la ronda.

McIlroy atribuyó esto a su putter usual de 34 pulgadas. Hace una semana, en Riviera, intentó utilizar un putter de 35 pulgadas para colocar mejor su hombro y codo, pero dijo que ello afectó la alineación de los tiros cortos, lo cual le costó. McIlroy estaba empatado en el liderato después de 54 hoyos y cerró la última ronda con 73 golpes _incluyendo un triple bogey en el hoyo 5.

Terminó empatado en la quinta posición.

“En realidad no me funcionó como quería, entonces volví al de 34 pulgadas”, dijo. “Me sentí un poco más cómodo hoy y estaba viendo mis líneas un poco mejor. Fue un mejor día”.

¿En cuanto a su swing? Tan eficaz como siempre.

Johnson, quien no ha ganado en todo el año, inició con 76 golpes, su mayor cantidad en una primera ronda desde el Abierto Británico en Carnoustie en el 2018. Su único birdie fue en el hoyo 1, después de la mitad de la ronda.

El español Jon Rahm, quien tiene posibilidad matemática de alcanzar el primer sitio del ranking si gana el torneo, no logró un solo birdie sino hasta el hoyo 15 y aún así concluyó con 72 golpes. Adam Scott, quien ganó la semana pasada en Riviera, inició con una tarjeta de 74, junto con Jordan Spieth.

Solo 18 de los 72 golfistas terminaron la ronda bajo par.