McFarland: Chávez logró sus objetivos por la corrupción

El exembajador de Estados Unidos en Guatemala, Stephen McFarland, señaló que aunque el tema de la lucha contra la corrupción no es una prioridad para su país, espera que retome su importancia para el país norteamericano. Foto La Hora: José Orozco

Por Denis Aguilar
daguilar@lahora.com.gt

El exembajador de Estados Unidos en Guatemala, Stephen McFarland, aseguró durante un panel en el evento de cierre de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) que el fallecido expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, logró sus objetivos gracias a la corrupción.

McFarland señaló que cuando trabajó en Venezuela durante la época de Chávez, miembros de la oposición venezolana le comentaron que una de las razones por las que Chávez logró introducir carisma para engatusar al pueblo venezolano, fue la corrupción.

“La corrupción hizo a la población perder confianza en sus instituciones y en sus partidos”, manifestó el exdiplomático, quien aseguró que la población de Venezuela confió en quien no debían confiar.

Ante esto, McFarland destacó la importancia de mantener la lucha contra la corrupción, así como mantener instituciones fuertes e independientes.

El exembajador de EE. UU. en Guatemala dio estas declaraciones en el marco del panel “Riesgos de la Restauración Forzada del Régimen de la Corrupción”, que se llevó a cabo hoy en la segunda jornada del seminario internacional realizado por la CICIG, en donde se aborda la temática de la lucha contra la corrupción a pocos días de que finalice su mandato.

El panelista comentó que los gobiernos de George W. Bush y Barack Obama trabajaron muy de cerca con la CICIG, por lo que manifestó su aprecio, reconocimiento y respeto al trabajo que la entidad internacional llevó a cabo en el país, así como a las personas que la acompañaron.

NO ES EL FIN DE LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

McFarland afirmó que si bien esta situación se trata del fin del capítulo de la CICIG, no es el fin de la historia de la lucha contra la corrupción en Guatemala y aseguró que si en estos momentos el discurso de la lucha contra la corrupción está ausente en el Gobierno de Estados Unidos, “Yo creo que va a retomar su importancia”.

Esto porque considera que en EE. UU., en un año o dos si está el presidente Trump u otra persona, hay tres temas que van a surgir donde el tema de la lucha contra la corrupción es relevante, uno de ellos es la crisis migratoria.

“Si bien no es solo una crisis de Guatemala, el hecho de que cada año entre 200 mil y 300 mil personas tengan que ir a EE. UU. para buscar empleo y seguridad, es una crisis y un escándalo y refleja problemas del sistema económico y social y creo que EE. UU. tarde o temprano va a tener que reconocer eso y va a tratar de cooperar con Guatemala y otros países para mejorar la situación y para eso, se va a necesitar inversión no solo donaciones, sino inversiones del sector privado, y para eso es imprescindible que haya un buen Estado de Derecho y transparencia”, manifestó.

Otro punto que mencionó fue la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado. En ese tema, el exdiplomático dijo que la CICIG puso en marcha técnicas y procedimientos, con lo cual marcó un antes y un después en la lucha contra la corrupción y en la estabilidad democrática del país.

Agregó que políticos guatemaltecos le han comentado que hay temor de que el narcotráfico financie campañas políticas como ocurre en otros países.

McFarland indicó que si bien el Departamento de Estado se ha vuelto algo “mudo” en el tema de la corrupción en ciertos países, la DEA y las fiscalías norteamericanas siguen persiguiendo casos del narcotráfico y corrupción “y lo van a seguir haciendo”.

Como ejemplo citó el caso de Honduras y el de Mario Estrada en Guatemala, excandidato de UCN detenido en Estados Unidos.

Si EE. UU. quiere reducir la amenaza del crimen organizado y narcotráfico tiene que pensar cómo se puede afianzar la lucha contra la corrupción, puntualizó.