SOLÍAN PEDIR DINERO A LOS TRANSEÚNTES

Matan a un joven y hieren a otros dos en la zona 10

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

Un adolescente que vivía en la calle fue asesinado ayer en la 1ª. calle y Avenida Reforma de la zona 10, mientras que otros dos fueron heridos en un confuso incidente. El hecho se origina en vísperas del Día Internacional de la Niñez en Situación de Calle.

Miguel Antonio Rojas, de 17 años, solía pedir dinero junto a sus compañeros, Erick Fernando Hernández, de 19 años y Glenda Marisela Franco Barrera, de 30, pero ayer fue asesinado.

Los jóvenes, en situación de calle, no se separaban por temor a ser lastimados por las autoridades, o por la misma población que no les agrada su presencia.

Un informe de la Comisaría 13 de la Policía Nacional Civil (PNC) consignó que testigos dijeron que Rojas asaltaba, sin embargo, también refirió que Hernández y Franco “fueron confundidos con ladrones”.

Hasta hoy no existe una versión clara de lo que sucedió ayer, ni tampoco información que explique las circunstancias que originaron el suceso.

“NO BUSCAN PROBLEMAS”

La muerte de Miguel se origina en vísperas del Día Internacional de la Niñez en Situación de Calle, que se conmemora cada 12 de abril.

Duncan Dyason, director de la Fundación Mi Arca, que trabaja con la niñez y juventud que vive en la calle, explicó que Miguel estaba consciente de los problemas que podrían generarse al cometer un acto al margen de la Ley por lo que duda que estuviera delinquiendo.

“La mayoría de jóvenes con los que trabajamos tratan de vivir de manera tranquila, no están buscando problemas porque ellos saben que pueden traer problemas para los demás. La mayoría de ellos usan solvente para quitarse el hambre y el dolor que sienten, y piden dinero para sobrevivir y para su solvente”, reiteró Dyason.

El Director de la Fundación consideró que los jóvenes fueron confundidos con otras personas que sí asaltan en este sector.

“A veces hay gente que es de otra pandilla, pide dinero y hace otras cosas. Miguel, Marisela y Erick son muy tranquilos, respetuosos, no es gente que busca pelea, siempre quieren vivir en paz”, explicó.

REACCIÓN DE AUTOPROTECCIÓN

A criterio de Marco Antonio Garavito, director de la Liga de Higiene Mental, la inseguridad provoca que la ciudadanía viva con temor y busque medidas de autoprotección como adquirir un arma y disparar a cualquiera que considere sospechoso.

“El asalto en la vía pública es común y hay un estado en el que se pierde cierto grado de control de lo que es y no es. Alternativamente pueden existir reacciones de parte de la ciudadanía que lleva a este tipo de tragedias -la muerte del joven-, sin que necesariamente exista una acción delictiva. Aunque la hubiera, lo que planteo es una reacción de autoprotección porque no hay seguridad pública, cualquiera se agencia de un arma para defenderse”, afirmó Garavito.