LA MAYORÍA SALEN DE HUEHUETENANGO Y SAN MARCOS

Más de 8 mil retornados, vía aérea y terrestre, han llegado a albergue de Migración

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Miles de migrantes guatemaltecos durante la emergencia provocada por el COVID-19, han llegado al albergue Deportivo Ramiro de León Carpio en los últimos meses procedentes de Estados Unidos (vía área) y México (terrestre).

Según los registros del Instituto Guatemalteco de Migración, hasta el 10 de septiembre habían llegado al lugar 8 mil 883 retornados, espacio en el que deben permanecer por algunos días luego de retornar.

Los guatemaltecos, algunos de ellos detenidos por varios meses en Estados Unidos y otros sin la oportunidad de que revisen sus casos en un proceso migratorio, son deportados al país, llegan al albergue y posteriormente retornan a sus comunidades de origen para cumplir con una cuarentena en sus viviendas.

Los registros del IGM apuntan que a la fecha han retornado al país por la vía aérea desde EE. UU., más de 15 mil guatemaltecos, que en su mayoría salieron de Huehuetenango y San Marcos, las estadísticas son similares para quienes ingresan desde México.

LEA: Encuentran restos de guatemalteco perdido en el desierto de Arizona

Carlos Eduardo Woltke de la Defensoría de las Personas Migrantes de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), explicó que han hecho varias visitas para verificar las condiciones en las que se encuentras los guatemaltecos en el lugar.

En revisiones, tanto de albergues como de hoteles, menciona que han encontrado a los migrantes con un estado emocional alterado, situación que dice tiene relación con las situaciones previas que han sufrido.

“Las personas en su necesidad de salir del albergue, -quieren- llegar a su comunidad y volver a intentarlo –migrar- eso se mantiene muy presente. Las personas están viendo como subsisten y esa es una forma”, aseguró.

Los migrantes son atendidos de diferentes maneras mientras permanecen en el Albergue. Foto La Hora/Presidencia

MÁS DE 8 MIL HAN LLEGADO AL ALBERGUE

Desde el 15 de abril, el Albergue Deportivo Ramiro de León Carpio ubicado en la 7 avenida 6-31 de la zona 13, ha recibido a decenas de mujeres y hombres guatemaltecos.

Consultado sobre la cantidad de migrantes que han llegado ahí, el IMG respondió que, al 10 de septiembre, los migrantes que han ingresado al lugar ascendían a más de 8 mil.

En caso de presentar síntomas de COVID-19, los guatemaltecos son sometidos a una prueba de hisopado PCR e inician con el “tratamiento específico del MSPAS”.

LEA: Huehuetenango y San Marcos lideran deportaciones desde EE. UU.

Los períodos de estancia dependen de las pruebas practicadas, 5 días para quienes obtienen resultado de PCR negativo y 7 para quienes sean positivo sin signos ni síntomas asociados al COVID-19 (tos, fiebre, malestar general, vómitos y diarrea).

En caso de ser positivos y con presencia de todos los síntomas mencionados anteriormente, el tiempo de estancia es de 10 días, según explica el IGM.

Se consultó por el dato de los retornados que han dado positivo estando en el albergue, sin embargo, Migración respondió que la información la posee el Ministerio de Salud.

Los migrantes retornados son enviados a un albergue donde esperan si presentan algún síntoma del COVID-19. Foto La Hora

SALUD EN SUS REGISTROS HA DETECTADO 765 CONTAGIOS

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud y Asistencia Social, vía área han registrado 5 mil 336 retornados entre marzo y septiembre, todos con certificado de Estados Unidos. De estos, practicó la prueba para detectar el virus a 1 mil 613 siguiendo la guía de vigilancia epidemiológica y fueron detectados 340 positivos.

Mientras que, por la vía terrestre, tienen un reporte 4 mil 870 retornados de los cuales realizaron la prueba de COVID-19 a 1 mil 946 siguiendo los mismos lineamientos; 425 resultaron ser positivos.

Tanto vía terrestre como área, en caso de resultar positivos, son trasladados a otros albergues por cinco días siguiendo el protocolo establecido, explicó el Ministerio de Salud, si no presentan sintomatología son enviados a sus hogares y se les da información para su atención y también para evitar otros contagios, así como seguimiento por medio de las áreas de salud.

A quienes presentan síntomas, su atención depende de las condiciones de salud que presente el retornado, como quedarse en los albergues si no cuenta con las condiciones para permanecer aislado en caso o pueden ser trasladados a un centro asistencial.

Una mujer retornada al principio de la emergencia se resguarda del frio en el Albergue Ramiro de León Carpio. Foto La Hora/Moisés Castillo/AP

MÁS DE 40 VERIFICACIONES A ALBERGUES DE MIGRANTES

El defensor de las Personas Migrantes de la PDH comentó que a inicios de septiembre se habían hecho 41 visitas a todos los albergues en donde reciben a migrantes guatemaltecos, incluidos hoteles.

Con regularidad dijo que se hacen 4 verificaciones a la semana en todos los albergues.

En situación de infraestructura, dijo que en el caso del albergue de la zona 13 han visto buenas condiciones, sin embargo, sí les preocupa que cuando se tienen más vuelos de retornados se habilita el espacio de comedor en donde colocan literas.

El albergue de zona 5 dijo que también se ha utilizado para personas deportadas y eso a consideración del representante de la PDH, los pone en alerta porque siempre se ha señalado que no reúne las condiciones necesarias para estadías de tiempo prolongado.

Una de las situaciones que les preocupa dijo es en que las personas que han estado detenidas y que vivieron por mucho tiempo en Estados Unidos, no tienen a donde dirigirse después de salir del albergue.

LEA: Con acto simbólico, organización pide solidaridad para los migrantes

BUSCARÍAN MIGRAR DE NUEVO

El estado emocional de los migrantes a decir del entrevistado tiende a estar alterado por lo que han sufrido.

Muchos de quienes llegan a los albergues han permanecido detenidos en Estados Unidos por varios meses, algunos más del año.

También explica que muchos de los migrantes han expresado, a pesar de lo que vivieron, que intentaran migrar nuevamente y eso asegura resulta ser preocupante, porque no encuentran una posibilidad de desarrollo en el país.

“No es agradable pensar que niños, niñas tengan que salir en estas condiciones para buscarse la vida. Pensemos que esto no se ve en una mejoría a corto plazo, es más por la situación económica actual, la falta de empleo. El 44 por ciento de las personas entrevistadas pues ha planteado que necesitan acceso a trabajo”, enfatizó.

Un deportado ingresa a una clínica de salud móvil dentro del albergue para retornados. Foto La Hora/Moises Castillo/AP

HAN SUFRIDO DE DISCRIMINACIÓN

El retorno de los guatemaltecos hacia sus comunidades de origen no ha sido sencillo, muchos han sufrido de discriminación y rechazo.

En un incidente en Quetzaltenango en los primeros meses de la emergencia lo evidenció, cuando pobladores manifestaron su desacuerdo por un albergue para retornados que se había establecido en el lugar y amenazaron con expulsarlos por la fuerza.

ROLDÁN: EN CONDICIÓN DE VULNERABILIDAD

La directora del Instituto de Investigación y Proyección sobre Dinámicas Globales y Territoriales (IDGT) de la Universidad Rafael Landívar, Úrsula Roldan, mencionó que la condición de los retornados es de vulnerabilidad.

Añadió que por eso se necesitan de políticas de protección social y pública, que les apoyen en su regreso.

También mencionó que muchos de ellos vuelven traumados porque han estado detenidos por mucho tiempo y fueron violentados en el tránsito o porque son separados de sus familias, “son muchas de las condiciones sociales que pueden haberle afectado”.

Conamigua ha entregado alimentos a familias de migrantes que han sido retornados. Foto La Hora/AP

CUMPLEN CUARENTENA EN SUS HOGARES

La secretaria de CONAMIGUA, Rita Elizondo, dijo que empezaron a entregar despensas básicas a migrantes y sus familiares, esto luego que el Ministerio de Salud cambiará protocolos y con ello solo se quedaran por cuatro días en observación en albergues y hoteles para después seguir en sus hogares.

Elizondo dijo que de momento han logrado llegar a algunas comunidades, de Huehuetenango, San Marcos, Cobán Alta Verapaz, y Petén.

ALGUNOS PIENSAN MIGRAR NUEVAMENTE

El vocero de esa institución, Jorge Esquivel, añadió que son 1 mil 500 despensas las que han contemplado distribuir entre los retornados y sus familias, estima, además, que ya se entregó la mitad, mencionó que han apoyado a retornados con alimentos, refacciones y otros artículos.

En cuanto al transporte, dijo que al salir del albergue Ramiro de León Carpio, se coordina y se traslada a los migrantes hasta las cabeceras departamentales de los departamentos de los que son originarios.

Algunas de las personas con quienes han conversado, dijo que han mencionado que sí piensan migrar nuevamente. “Tal vez un 25 por ciento sí piensa irse de nuevo”, mencionó Esquivel quien ha dado seguimiento y cobertura a la entrega de alimentos, así como despensas.

Muchos de los migrantes deben continuar la cuarentena en sus viviendas. Foto La Hora/Conamigua

WITNESS AT THE BORDER: NÚMERO DE DEPORTADOS SE REDUJO

Un reporte publicado por Witness at the Border, una organización que trabaja con voluntarios a favor de los derechos de migrantes, compartido a La Hora, explica que el número de deportados de agosto se redujo en un 60% con respecto a 2019, pero el número de niños aumentó a 1,649 (12%) de 737 en 2019.

“La reticencia esporádica de Guatemala a aceptar vuelos de deportación debido a las preocupaciones sobre la exportación de COVID es claramente evidente en las cifras de tendencia durante los primeros ocho meses”, mencionaron.

EN DATOS

De 13 de marzo al 14 de septiembre, el IGM reportó que habían ingresado al país 74 vuelos con retornados guatemaltecos.

Al 10 de septiembre, un total de 8 mil 883 de retornados han llegado al Albergue Deportivo Ramiro de León Carpio de la zona 13.

Los migrantes reciben pasta y cepillo de dientes, shampoo, jabón, toallas sanitarias, alcohol en gel.

Los períodos de estancia de presentar síntomas dependen del resultado de la prueba de PCR que se les practique.

En el caso que la PRC sea negativa, deben permanecer 5 días.

En el caso que la PCR sea positiva (sin signos ni síntomas asociados a la COVID-19), deben permanecer 7 días.

En el caso que la PCR sea positiva, con presencia de signos y síntomas asociados a COVID-19, deben permanecer hasta 10 días.

De acuerdo con el IGM, de enero hasta agosto de este año son más de 15 mil los guatemaltecos deportados desde EE. UU.

Huehuetenango y San Marcos representan a los departamentos que han registrado la mayoría de retornados.

Conamigua, ha entregado 1 mil 500 despensas a migrantes que deben permanecer en cuarentena en sus viviendas.

Los efectos del COVID-19, principalmente los económicos y sociales también han afectado a los retornados. Foto La Hora/AP