ELLA Y DOS JÓVENES REPRESENTARON A GUATEMALA EN LA XII OLIMPIADA IBEROAMERICANA

María Inés Cabrera, la joven promesa que destaca en Biología

María Inés Cabrera Pratdesaba, de 17 años, junto a otros dos jóvenes, representaron a Guatemala en la XII Olimpiada Iberoamericana de Biología (OIAB), que se realizó en Loja Ecuador, entre el 10 al 14 de septiembre pasado. María Inés posee talento, inteligencia y disciplina, cualidades que la ubican como una joven promesa para Guatemala.

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

María Inés y su mamá, Juana Inés, concedieron una entrevista a La Hora Voz del Migrante y explicaron que el año pasado, la Universidad de San Carlos convocó a una Olimpiada Nacional para todas las personas que quisieran participar; cada colegio podía proponer cinco personas por cada materia (relacionada a Biología), después hicieron eliminatorias.

María Inés y dos jóvenes estudiantes de otros colegios: Hugo Alvarado y Juan Esteban Nieto, superaron a un promedio de 450 competidores a nivel nacional, por ello fueron a competir a Ecuador.

“Esta oportunidad salió de las Olimpiadas Nacionales de las Ciencias, que primero consiste en una fase departamental. Por cada departamento escogen a diez y compiten en una fase regional, dividen el país en siete regiones y de cada región escogen a diez personas. Estos diez se vuelven a enfrentar en la –Olimpiada- Nacional. Los cinco mejores punteos pasan a la ronda oral, donde se premian al primero, segundo y tercer lugar. El año pasado quedé en tercer lugar y por eso me convocaron para ir a las –Olimpiadas- Iberoamericanas”, explica María Inés.

La joven es estudiante del Colegio Capoulliez e indica que sus otros compañeros están en diferentes centros educativos. Los adolescentes ganadores obtuvieron los mejores punteos en pruebas de opción múltiple, falso o verdadero, preguntas directas, un ensayo y evaluaciones orales.
Según la adolescente, cuando le notificaron que ganó las Olimpiadas Nacionales, se “sintió feliz”, ya que sus esfuerzos valieron la pena.

María Inés dice que debido a que fue uno de los tres primeros lugares en las Olimpiadas Nacionales, pudo viajar a Ecuador a las Olimpiadas Iberoamericanas, sus conocimientos fueron reforzados por la Universidad de San Carlos. Cuando la delegación guatemalteca estuvo en Ecuador compitió con tres países, entre estos: Bolivia, Perú, Costa Rica, El Salvador, México, España, Portugal, Brasil, Colombia y Cuba.

La jovencita, quien también le gusta nadar y salir de paseo con sus amigos, sueña con convertirse en doctora, para retribuir todo lo que Guatemala le ha dado.

EL APOYO DE LA FAMILIA

Detrás de los sueños alcanzados por María Inés hay una familia que la apoya, su madre y hermanos lo han hecho.

Juana Inés, la mamá de María Inés, quien como profesional (química bióloga), madre y trabajadora enfrenta varios retos para cumplir sus funciones diarias, dice sentirse orgullosa de su hija, de quien destaca le ha inculcado a ella y a sus otros hijos la importancia de la disciplina.

“Desde pequeños les hemos enseñado que deben cumplir sus responsabilidades de la casa, del colegio. Tratábamos de enfocarlos en eso; se les fue creando un hábito de responsabilidad y disciplina”. Reitera.
Juana Inés, quien en su rostro refleja alegría y sus ojos se llenan de lágrimas cuando habla de lo orgullosa que se siente de su hija, insta a los padres de familia a apoyar a sus hijos para que alcancen sus sueños y logren realizarse en la vida.