Manejo de su dinero: No se deje llevar por la corriente

Oficina que ofrece préstamos personales en Franklin, Tennessee. Foto la hora: Mark Humphrey/AP

Por SARA RATHNER, de NerdWallet undefined
AGENCIA AP

Cuando escucho recomendaciones financieras que no son realistas o dan vergüenza, me dan escalofríos. Todo consejo que haga que complicados manejos financieros parezcan una forma fácil de ganar dinero es peligroso.

Abundan las recomendaciones cuestionables, que simplifican decisiones complejas o son presentadas como oportunas para todo el mundo. No hay blanco y negro en las finanzas. Hay muchos grises. No ignore sus circunstancias y sus necesidades personales a la hora de tomar decisiones.

EL QUE NO TENGA FORTUNA NO QUIERE DECIR QUE LE FALTE DISCIPLINA

Hay todo un campo en las redes sociales en el que se promueve la idea de que si usted trabajase más duro, se despertase más temprano y comiese el mismo desayuno que Elon Musk, sería rico.
Esta postura ignora asuntos importantes que impiden que la gente trabajadora y disciplinada adquiera seguridad financiera, como deudas estudiantiles grandes, inestabilidad laboral y los altos costos del cuidado de los hijos. La disciplina es buena, pero hay que reconocer las limitaciones y las obligaciones de cada persona.

Escriba en un papel todos los gastos mensuales que tiene, para darse una buena idea de hacia dónde va su dinero. Luego prepare un presupuesto que contemple sus necesidades y sus deseos, con una repartición tipo 50/30/20: El 50% de sus ingresos netos cubre necesidades básicas como vivienda y comestibles; el 30% va para gustos como cenas afuera y viajes, y el 20% es destinado a pagar deudas y ahorrar. Esto evita que se estrese en momentos de debilidad. Además, es divertido crear un presupuesto.

LA AUSTERIDAD NO ES SIEMPRE UNA VIRTUD

A medida que aumentan sus ingresos con el correr de los años, trate de destinar más dinero a ahorros e inversiones, sin cambiar sus hábitos de gastos. Pero está bien darse algunos gustos que van a mejorar o simplificar su calidad de vida.

Jonathan Howard, un exespecialista en efectos especiales que hoy es asesor financiero, habla por experiencia propia. Él y su esposa se mudaron de Los Ángeles a Lexington, Kentucky. Los ingresos de Howard bajaron, pero su esposa volvió a trabajar, el costo de vida era más bajo en Lexington y la venta de su casa en Los Ángeles les dejó una buena ganancia. Su impulso inicial fue guardar toda esa ganancia. Pero la cocina de su nueva casa no funcionaba bien. Y allí es donde su familia pasa buena parte del tiempo.

Decidieron invertir el 25% de la ganancia en renovar la cocina. “Fue una suma que, si la ves en un papel, me da náuseas”, comentó Howard en un correo electrónico. “Pero varios meses después, no podía sentirme más feliz con el resultado”.

Melissa Lowe vive en St. Thomas, Islas Vírgenes Estadounidenses, y hace poco dejó su trabajo para dedicarse de lleno a su blog. No está ganando dinero con el blog, pero su familia decidió mantener a la persona que le hace la limpieza en la casa y reducir gastos en otras áreas.

“Ella hasta dobla la ropa lavada y la guarda. Es como tocar el cielo con las manos”, dijo Lowe en un email. “Comeré sándwiches de mantequilla de maní y mermelada antes de renunciar a ella”.
Vivir por debajo de sus medios le permite ahorrar para cumplir con sus objetivos, pero deje espacio en su presupuesto para cosas que van a simplificar o alegrar su vida.

NO TODAS LAS INVERSIONES SON “PASIVAS”

Hay fondos de ahorro que uno programa y se olvida. Hace aportes automáticos y selecciona planes en los que una firma de inversiones hará ajustes a medida que pasan los años y usted se acerca a la edad de la jubilación. Pero otras inversiones, como las propiedades, requieren no solo estar pendientes permanentemente sino también dinero y tiempo.

Consideré comprar un dúplex hasta que vi todo el trabajo que el propietario de mi departamento había tenido que hacer porque el inquilino previo no le había informado acerca de algunos problemas de mantenimiento. Después de la segunda filtración en el techo, mis sueños de ganar dinero alquilando una propiedad se desvanecieron. No todos los propietarios de viviendas tienen malas experiencias, pero admiten que puede pasar bastante tiempo antes de que una propiedad empiece a cubrir todos los gastos.
Michaelson Buchanan, quien tiene tres propiedades en Richmond, Virginia, invirtió 130.000 dólares arreglando las dos primeras. “Muchas de las cosas las arreglamos nosotros mismos, de modo que es más económico”, comentó.

Buchanan ha tenido que lidiar con problemas de mantenimiento y con los inquilinos por años, pero recomienda invertir en bienes raíces si tiene suficientes ahorros como para hacer los arreglos necesarios. “No tenga expectativas poco realistas sobre lo que va a sacar”, expresó. “No va a ganar una fortuna porque arregló la casa”.

Invertir es importante, pero tenga en cuenta el viejo proverbio: Para ganar dinero, tiene que invertir dinero.