Macron quiere que la baguete tenga el reconocimiento de la UNESCO

París
Agencia (dpa)

La humilde baguete, con su dorada corteza crujiente y su esponjoso interior blanco es la envidia del mundo, aseguró el presidente francés, Emmanuel Macron, que instó a la UNESCO a declarar esta pieza de pan como Patrimonio Intangible de la Humanidad.

En diciembre, la pizza que se hace en Nápoles fue incluida en lista de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), así que ¿por qué no la baguete?

“Tenemos que preservar la excelencia (de la baguete) y nuestra forma de hacerlo, por lo que debería ser incluida en la lista de patrimonio mundial”, dijo Macron el viernes en declaraciones a la emisora Europe1.

“La baguete forma parte de la vida diaria de Francia y tiene una historia especial aquí”, insistió el mandatario.

En su solicitud para ser declarada patrimonio intangible de la humanidad, Italia describió la pizza napolitana como “un conocimiento culinario que se ha transmitido durante generaciones hasta el día de hoy”.

“Conozco a nuestros panaderos, y ellos han visto cómo los napolitanos consiguieron que su pizza fuese reconocida por la UNESCO. Y se preguntan: ‘¿Por qué no la baguete?’ Y tienen razón”, argumentó Macron.