Los mejores quieren destronar en París a Nadal

Con varios favoritos para alzarse con el título, mañana arranca el segundo Grand Slam del año en el mundo del tenis, el torneo de Roland Garros. Foto La Hora: AFP7/Europa Press

MADRID
Europa Press/dpa

El tenista español Rafa Nadal volverá a partir como el rival a batir en Roland Garros, segundo ‘Grand Slam’ de la temporada que da comienzo este domingo y que ha conquistado los dos últimos años para un total de once, y lo hará amenazado por varios de sus rivales más conocidos y sin la firmeza que ha ofrecido otros años en la gira de tierra, mientras que en el cuadro femenino se buscará destronar a la rumana Simona Halep.

La gran cita del año en tierra batida ya lo tiene todo a punto para buscar a su ‘rey’, honor que ha correspondido al jugador de Manacor con una asiduidad apenas conocida en el mundo del tenis. Once veces ha levantado ante el público de la Philippe Chatrier la Copa de los Mosqueteros el balear, que inició su idilio con este ‘grande’ ya hace casi 15 años.

Nadal es casi imbatible en las instalaciones del Bosque de Bolonia. Sólo dos jugadores pueden presumir de haberle derrotado en el único ‘Grand Slam’ que no se ha perdido por lesión salvo en 2004 cuando empezaba ya a asomar la cabeza. Robin Soderling, ya retirado, dio la campanada en los octavos de 2009, y Novak Djokovic, con menos sorpresa, lo hizo en los cuartos de 2015, con el español buscando entonces su mejor tenis.

También está entre sus reveses el abandono en 2016 antes de jugar tercera ronda contra Marcel Granollers por un problema de muñeca que casi le cuesta estar en Río 2016, pero en el resto de participaciones se han saldado con el título. Nadie ha sido capaz de batirle en una final de un torneo donde su balance es demoledor, con 86 triunfos, y donde sólo ‘Nole’ (semifinales de 2013) y John Isner (primera ronda de 2011) han sido capaces de hacerle jugar cinco.

Estos datos y sus 58 títulos en tierra le hacen ser señalado por todos sus rivales como el indiscutible favorito en esta superficie sea cual sea su estado de forma. Y el de este 2019, no parece tan demoledor como en otras ocasiones, aunque ha recibido el refuerzo del triunfo en el Masters 1.000 de Roma y además ante Djokovic, y algo de ‘suerte’ en el sorteo del cuadro.

La del Foro Itálico fue su única final en arcilla roja ya que no lo logró en sus otras tres citas tradicionales como Montecarlo, Barcelona y Madrid donde se le cruzaron Fabio Fognini, Dominic Thiem y Stefanos Tsitsipas.

El austriaco y, sobre todo el pujante joven ateniense, son dos de las amenazas al trono del balear, aunque el primero, arrollado en la final del año pasado, tampoco ha sido tan firme pese a su título en el Godó, mientras que el segundo viene pisando fuerte aunque el de Manacor se tomó cumplida revancha en el Foro Itálico de su derrota en la Caja Mágica.

Ninguno de los dos va por el lado del ganador de 17 ‘grandes’, al igual que el primer favorito y número uno del mundo, un Djokovic que busca ganar por segunda ocasión consecutiva los cuatro ‘Grand Slam’ después de hacerlo entre 2015 y 2016.

El año pasado el de Belgrado no brilló en París, pero desde entonces encadenó Wimbledon, US Open y Aus Open, y ahora aspira a conseguir su segundo Roland Garros, el ‘grande’ que más se le ha resistido y al que llega tras haber perdido algo de su arrolladora forma tras minimizar a Nadal en Melbourne pese al título en Madrid y a la final en Roma.

Sin embargo, muchas de las miradas en París estarán puestas en Roger Federer. El suizo volverá a jugar en la arcilla roja parisina cuatro años después de su última aparición y lo hará ‘relajado’ y sin la presión de estar señalado como gran favorito.

Junto a Nadal estarán también intentando brillar con la ‘Armada’ Roberto Bautista, Fernando Verdasco, Jaume Munar, Feliciano López, Albert Ramos, Pablo Carreño, Pablo Andújar, Roberto Carballés, Guillermo García-López y Pedro Martínez Portero, estos dos últimos tras superar la previa.

INCERTIDUMBRE EN EL CUADRO FEMENINO

Más incertidumbre hay en el cuadro femenino, sobre todo por cómo está discurriendo la temporada, sin una dominadora clara y con únicamente la checa Petra Kvitova y la holandesa Kiki Bertens siendo capaces de ganar más de un torneo.

A esto hay que añadir que Serena Williams no está en su mejor forma, y la superficie, una tierra batida en la que no hay una gran dominadora aunque sí nombres a los que prestar atención, como la rumana Simona Halep, actual campeona y que además ha jugado otras dos finales en los últimos años (2017 y 2014).

A su lado, la mencionada Bertens, campeona en Madrid, o la estadounidense Sloane Stephens, actual subcampeona, son aspirantes a un título para el que nadie repite desde el triplete de la belga Justine Henin de 2005 a 2007.

Y en esa terna quiere entrar la hispano-venezolana Garbiñe Muguruza, que no está teniendo un 2019 con buenos resultados y no exento de problemas físicos, aunque al menos es de la que puede presumir de un título (Monterrey).

La exnúmero 1, que debutará este domingo ante la estadounidense Taylor Townsend, fue campeona en 2016, ha rayado a buen nivel en otros años y el año pasado alcanzó las semifinales ante Halep, pero en contra tendrá un camino complicado con Elina Svitolina, Venus Williams, Sloane Stephens y Kiki Bertens hasta la penúltima ronda. Junto a ella estarán la canaria Carla Suárez, la castellonense Sara Sorribes y una Aliona Bolsova que superó la previa para estrenarse en un ‘grande’.