Los incendios amazónicos amenazan los glaciares tropicales andinos

Sin reducción en las emisiones, el calentamiento global amenaza la productividad en la agricultura y la pesca marina a lo largo del presente siglo. Foto la hora: CC0 PUBLIC DOMAIN / Europa Press/Dpa.

MADRID
Agencia dpa / (Europa Press)

La quema de la selva tropical en el suroeste de la Amazonia (en la zona brasileña, peruana y boliviana) puede aumentar el derretimiento de los glaciares tropicales en los Andes.

El investigador Newton de Magalhães Neto y sus colegas de la Universidad Estatal de Río de Janeiro (Brasil) analizaron el posible efecto de la quema de biomasa en la cuenca del Amazonas en el glaciar Zongo boliviano utilizando datos recopilados entre 2000 y 2016 sobre eventos de incendios, el movimiento de columnas de humo, precipitación y fusión de glaciares.

Según exponen en Scientific Reports, descubrieron que los aerosoles de la quema de biomasa, como el carbón negro, pueden transportarse por el viento hasta los glaciares andinos tropicales. Allí se depositan en la nieve y tienen el potencial de aumentar el derretimiento, ya que la nieve que se oscurece con carbón negro o partículas de polvo refleja menos luz.

Centrando sus análisis en 2007 y 2010, cuando las temporadas de incendios fueron las más críticas para la cuenca del Amazonas, los autores investigaron la reducción del albedo (porcentaje de radiación que refleja una superficie respecto de la que incide sobre ella) de la nieve debido al carbón negro solo y al carbón en presencia de cantidades de polvo previamente informadas.

Su modelo mostró que el carbón o el polvo solo tenían el potencial de aumentar la fusión anual de los glaciares en un 3-4%, o en un 6% cuando ambos estaban presentes. Si las concentraciones de polvo fueran altas, el polvo solo tenía el potencial de aumentar la fusión anual en un 11-13% y en un 12-14% en presencia de carbono negro. Los hallazgos sugieren que el impacto de la quema de biomasa amazónica depende del contenido de polvo en la nieve.

La presión relacionada con la demanda mundial de alimentos puede dar lugar a una mayor expansión de la agricultura brasileña y la deforestación, lo que aumenta las emisiones de carbono negro y CO2 que pueden afectar en la productividad agrícola y pesquera a fin de siglo.

Sin reducción en las emisiones, el calentamiento global amenaza con fuertes reducciones de productividad en la agricultura y la pesca marina a lo largo del presente siglo.

A través de un nuevo modelo descrito en Science Advances, investigadores han tratado de demostrar lo que sucederá con estas dos fuentes principales de alimentos cuando se analizan simultáneamente.

Señalan que otros estudios han analizado el impacto del cambio climático en ambas fuentes, pero hasta ahora, ninguno de ellos ha analizado lo que sucederá con la disponibilidad de alimentos cuando ambos se vean afectados al mismo tiempo.

Para obtener una mejor perspectiva sobre cómo sería el futuro de la agricultura y la pesca marina hasta el final de este siglo, si las emisiones de gases de efecto invernadero permanecen sin cambios, los investigadores construyeron un modelo que tuvo en cuenta dónde se cultivan o capturan los alimentos y los posibles impactos en producción debido a un clima cambiante.

También agregaron información que describía la sensibilidad de las diferentes áreas al cambio climático: las áreas en los trópicos, por ejemplo, pueden no ser capaces de adaptarse a temperaturas más cálidas, mientras que lugares como Canadá y Rusia podrían ver una mayor producción de alimentos.

Los investigadores informan que el modelo mostró que el peor de los casos era bastante grave: el 90 por ciento de la población mundial vivirá en un área donde la producción de la agricultura y la pesca habrá disminuido a fines de este siglo. Más específicamente, el modelo mostró una reducción del 25 por ciento en la productividad global promedio en el sector agrícola. Para las pesquerías, el modelo mostró disminuciones de hasta el 60 por ciento.

Los investigadores señalan que el modelo también mostró diferentes resultados basados en posibles esfuerzos de mitigación del calentamiento global. También señalaron que, en promedio, los países más pobres se verán más afectados que los países más ricos y más avanzados andinos.