Los ecuatorianos buscan comida y agua tras terremoto

CANOAS, Ecuador
AP

Miles de ecuatorianos prefieren dormir a la intemperie y luchan cada día por conseguir comida y agua, mientras las réplicas continúan sacudiendo las ciudades arrasadas por un fuerte terremoto.

Prácticamente todos los edificios en la población costera de Canoas quedaron reducidos a escombros. Los residentes que duermen en refugios improvisados dicen que solo rezan para que no llueva.

Un poderoso terremoto de magnitud 6,0 sacudió la costa la noche del jueves, seguido por temblores más pequeños. El presidente Rafael Correa dijo que se prevén más réplicas y ha pedido a la gente que mantenga la calma y que resista.

Los rescatistas han advertido de retrasos en la distribución de agua y temen que en los campamentos se esparzan las enfermedades transmitidas por mosquitos.

El recuento de muertos se elevó a por lo menos 587 la noche del jueves, mientras los rescatistas continuaban buscando a posibles sobrevivientes entre los escombros.