Llegan a tribunales las peleas electorales en plena epidemia

Personas acuden a votar en las elecciones primarias en un gimnasio de la escuela secundaria East, el martes 7 de abril de 2020 en Madison, Wisconsin. Foto: AP

Por NICHOLAS RICCARDI/AP

Los dos principales partidos políticos de Estados Unidos se preparan para una batalla legal estado por estado sobre cómo pueden votar los ciudadanos sin riesgos durante la epidemia de coronavirus.

Esa dinámica se desarrolló en Wisconsin esta semana, cuando los jueces inicialmente retrasaron la elección primaria del martes y cambiaron sus reglas, pero luego las restablecieron poco antes de que se abrieran las urnas.

Los demócratas argumentan que los estados necesitan facilitar la votación y ofrecer más oportunidades de sufragar por correo durante la pandemia para evitar que el virus se propague. Dicen que están listos para presentar una demanda para imponer eso. Los republicanos alegan que los demócratas sólo quieren relajar las reglas para ganar las elecciones.

La caótica primaria de Wisconsin puede ser apenas una muestra de las elecciones generales de noviembre.

El resultado de las batallas en los tribuales, que se espera que litiguen sobre las reglas para votar por correo, los requisitos de identificación de los votantes y el acceso seguro a las casillas, podría tener un impacto significativo en la cantidad de personas que votarán en cientos de comicios para la elección de cargos en todo el país, incluida la Casa Blanca.

“Ya hemos visto en 2020 más litigios que nunca, incluso antes” del COVID-19, afirmó Marc Elias, un abogado destacado que representa al Partido Demócrata en temas electorales. “Lo que el virus ha hecho es echarle más gasolina a ese fuego”.

Elias presentará demandas en las próximas semanas contra los estados que, según los demócratas, no han tomado las medidas adecuadas para proteger a los votantes y los trabajadores electorales durante la epidemia. El partido está presionando por simplificar la entrega y devolución de boletas de votación por correo.

La primaria del martes en Wisconsin para elegir candidato presidencial fue un anticipo de la confusión que pueden causar las peleas en los tribunales. Después de que el gobernador demócrata Tony Evers intentó retrasar las elecciones en el último minuto, un tribunal inicialmente pospuso y modificó las reglas para la elección, sólo para que la Corte Suprema de Estados Unidos restableciera el lunes por la noche muchas de las reglas originales y la elección primaria.

La votación siguió según lo planeado, aunque Milwaukee abrió apenas cinco de sus 180 casillas para votación presencial, después de que cientos de funcionarios electorales se negaron a presentarse. Los votantes sufragaron portando mascarillas protectoras y formando filas largas, tratando de mantener una distancia segura entre ellos en un estado donde el coronavirus ha matado a 92 personas.