Liverpool recupera la cima; Everton aplasta al Man U

LONDRES
AP

Antes de recuperar el primer puesto de la Liga Premier, los jugadores del Liverpool se dieron tiempo de saborear una nueva humillación del Manchester United.

Paradójicamente, Liverpool requerirá que su acérrimo rival se recupere rápidamente luego de ser goleado 4-0 por el Everton ayer.
Las esperanzas de Liverpool, de cortar una sequía de 29 años sin título en Inglaterra dependerían de que el United, ubicado en el sexto sitio, le haga un gran favor. Los Red Devils recibirán el miércoles al Manchester City, que desafía al Liverpool en la lucha por el cetro.

Tras imponerse 2-0 a Cardiff el domingo, Liverpool tiene una ventaja de dos puntos sobre el City, cuando le restan tres fechas. Pero los campeones actuales tienen un partido pendiente, así que controlan todavía su destino, a menos que no venzan al United.

“Si sólo nos motiva ganar el Santo Grial, algo está mal con nosotros”, recalcó el técnico alemán Jürgen Klopp. “Disfrutamos el recorrido, unidos con nuestros seguidores”.

Para el Arsenal, el reto durante sus últimos cuatro partidos consistirá en terminar dentro de los cuatro primeros, a fin de clasificarse para la Liga de Campeones. Esa misión fue obstaculizada el domingo, por una derrota por 3-2 como local ante Crystal Palace.

Los dirigidos por Unai Emery quedaron en el cuarto sitio, pero sólo superan a Chelsea por diferencia de goles y a Tottenham por un punto.

RÉCORD DE LOS REDS

La victoria de Liverpool sobre un equipo amenazado por el descenso sólo se fraguó en el segundo tiempo.

Georginio Sijnaldum abrió el marcador a los 57 minutos, con un remate a primer poste tras un saque de esquina ejecutado por Trent Alexander-Arnold.

Los Reds perdieron al brasileño Fabinho por un choque de cabezas. Enviaron a la cancha a James Milner, quien convirtió un penal a los 81 minutos, después de una falta de Sean Morrison sobre Mohamed Salah.

Liverpool tiene ahora 88 puntos, un récord del club en la Liga Premier. Supera los 86 obtenidos en la temporada 2008-2009.

Pero dista mucho de haber asegurado lo que sería su primera corona desde 1990.

El objetivo de Cardiff es permanecer en la Premier. Y el conjunto del sur de Gales siguió en la zona de descenso, a tres puntos de la salvación y con tres fechas por disputar.

COLAPSO DEL UNITED

Ole Gunnar Solskjaer sufrió su más reciente tropiezo desde que se le nombró técnico del Manchester United en forma permanente, al atestiguar la forma en que sus dirigidos fueron aplastados por el Everton.

Recién el martes, el equipo del estratega noruego había quedado fuera en los cuartos de final de la Liga de Campeones, al caer por un global de 4-0 ante el Barcelona. El domingo, un nuevo golpe para Solskjaer llegó en el Goodison Park, con tantos del brasileño Richarlison y de Gylfi Sigurdsson antes del intermedio. Lucas Digne y Theo Walcott cerraron la cuenta en el complemento.

“Tenemos que disculparnos con los aficionados, porque fueron absolutamente fantásticos, y este desempeño no es suficiente para un equipo del Man United”, dijo Solskjaer. “Todo el tiempo, los jugadores y yo hemos sabido que decepcionamos a los aficionados y al club. Este desempeño es difícil de describir, por ser tan malo”.

Como recompensa tras un desempeño mejor al esperado como entrenador interino, Solskjaer recibió un contrato de tres años el 28 de marzo, luego de obtener 14 triunfos en 19 partidos.

Pero una nueva derrota ha golpeado las esperanzas del Manchester United, de clasificarse a la Liga de Campeones. Actualmente se ubica en el sexto sitio, 15 puntos encima del Everton, que es séptimo.

REVÉS DEL ARSENAL

La derrota del United significó que el Arsenal siguió en el cuarto puesto el domingo, dos puntos encima de los dirigidos por Solskjaer, pese a que el club del norte de Londres vio cortada una racha de 10 victorias como local en la Liga.

Christian Benteke anotó su primer tanto en 20 partidos a los 17 minutos, pero Mesut Ozil igualó por el Arsenal al comienzo de la segunda mitad.

Benteke asistió a Silfried Zaha, quien devolvió la ventaja al Palace a los 61, antes de que James McArthur anotara de cabeza el tercer gol de los visitantes.

Pierre-Emerick Aubameyang anotó a los 77, pero Arsenal no pudo encontrar dos goles más que estiraran su racha de triunfos como local.