Liverpool no le pierde la huella a Man City

Por STEVE DOUGLAS
AGENCIA AP

Manchester City no puede librarse del Liverpool en lo que empieza a insinuarse como un pulso entre los dos equipos por el título de la Liga Premier.

Tres días después de salir airoso del derbi de Merseyside con un gol en el último minuto, Liverpool necesitó que las estrellas en reposo Roberto Firmino y Mohamed Salah salieran de la banca y ayudaran al equipo a darle la vuelta al marcador para vencer 3-1 a Burnley.

Liverpool se acercó a dos puntos de los reinantes campeones, Manchester City, y los dos primeros lugares de la clasificación se mantienen invictos luego de 15 de los 38 partidos del torneo.

Cada vez son menos los equipos que parecen capaces de mantenerse cerca de ellos.

Chelsea sucumbió por segunda vez en tres partidos. El equipo de Maurizio Sarri dejó escapar una ventaja inicial y perdió 2-1 en su visita a Wolverhampton Wanderers. El delantero mexicano Raúl Jiménez y el volante portugués Diogo Jota anotaron los goles del local en un lapso de cuatro minutos en el segundo tiempo.

La brecha de 10 unidades entre el cuadro londinense y el City podría ser más grande el fin de semana, con los líderes del campeonato visitando Stamford Bridge.

La derrota de Chelsea le permitió a Tottenham apoderarse de la tercera plaza seis puntos detrás de Liverpool tras vencer 3-1 a Southampton. Los goles de los Spurs fueron obra de Harry Kane, Lucas Moura y Son Heung-min.

Manchester United dejó en la banca a Paul Pogba y tramitó un empate 2-2 ante Arsenal, en un ríspido partido en Old Trafford. Arsenal, que venía de una resonante victoria en su derbi ante Tottenham, quedó en el quinto lugar, un punto detrás de Chelsea.

Cumplidas 15 fechas, el United se ha rezagado a 18 puntos del City.

El técnico José Mourinho hizo siete cambios en el once titular del United, sobresaliendo la decisión de dejar a Pogba en la banca. Mourinho tuvo que apelar a varios jugadores que no han estado en su mejor condición física.

Los anfitriones debieron remontar dos veces tras encajar goles por torpezas defensivas.

Shkodran Mustafi puso en ventaja a Arsenal a los 26 minutos con un cabezazo que traspasó la raya al ser empujado por el arquero del United David De Gea. Un autogol del zaguero argentino Marcos Rojo permitió a los visitantes irse arriba 2-1 en el tramo final del encuentro.

Anthony Martial se encargó de la réplica al primer gol de Arsenal y niveló cuatro minutos después de la anotación de Mustafi. Jesse Lingard estableció la igualdad definitiva al marcar cuando solo habían transcurrido 75 segundos tras el autogol.

Los otros dos partidos se saldaron con empates 1-1 Fulham-Leicester y Everton-Newcastle. El delantero venezolano José Salomón Rondón facturó el primer gol de Newcastle a los 19 minutos, pero Everton rescató el empate a los 38 mediante el brasileño Richarlison.