Abogados defensores de CONASA recusaron a la jueza Silvia de León por caso Libramiento de Chimaltenango. Foto La Hora/archivo

Por Lourdes Arana
lcarana@lahora.com.gt

Los abogados defensores de señalados de la empresa Constructora Nacional Sociedad Anónima (CONASA) en el caso Libramiento de Chimaltenango, recusaron a la jueza de Mayor Riesgo C, Silvia de León, por considerar que emitió opinión cuando resolvió finalizar la audiencia de primera declaración.

Entre los representantes de la empresa se encuentra Jorge Alfredo Tejada Argueta, Vicepresidente del Consejo de Administración de CONASA y Carlos Enrique Figueroa Ravanales, representante legal de Renova.

Según la Fiscalía contra la Corrupción del Ministerio Público (MP), las personas implicadas en el caso permitieron la sustracción de los recursos del Estado por un poco más de Q15 millones que se pagaron por terrenos inexistentes, o en donde se simuló por parte de este grupo de personas tener derechos de posesión que no se tenían.

ANTECEDENTES

La investigación de la Fiscalía reveló que el exministro de Comunicaciones, José Luis Benito, habría beneficiado a la empresa Renova Ingenieros S.A. que sirvió como fachada para que la constructora CONASA, S.A. siguiera a cargo de la construcción del Libramiento de Chimaltenango, a pesar de tener impedimentos de ley por vínculos en otros casos penales.

Benito tiene una alerta roja internacional para poder ejecutar una orden de captura en su contra, se encuentra prófugo de la justicia desde el 20 de octubre de 2020.

Lea: Caso Libramiento de Chimaltenango: José Benito es declarado en rebeldía

Lourdes Arana
Periodista profesional, apasionada con transmitir la noticia de primera mano; enfocada en trasladar la información veraz, puntual y objetiva. Guatemalteca consciente de aplicar valores y principios que ayuden al progreso y desarrollo del país.
Artículo anteriorGol agónico de Dembélé deja al Barcelona a tiro del Atlético
Artículo siguienteLas dos caras de la moneda; ni adultos mayores ni personal de Salud ven claridad en vacunación