POR ADRIÁN SOTO
asoto@lahora.com.gt

La Contraloría General de Cuentas (CGC) reinstaló en su puesto de trabajo por orden de un juez, días antes de su captura, a una persona vinculada al caso Libramiento de Chimaltenango.

Se trata de José Mario Muñoz Estrada, quien hasta el 28 de enero del 2015 era Director de Auditoría de Obra Pública y Gestión Ambiental de la Contraloría General de Cuentas, pero fue despedido. Posteriormente, del 11 de junio del 2015 al 31 de diciembre de 2015, laboró en el Ministerio de Agricultura Ganadería y Alimentación como Coordinador de la Unidad Técnica de Seguimiento y Evaluación con un salario de Q20 mil mensuales; y del 16 de mayo del 2017 al 17 de febrero de 2020 fue Coordinador de Supervisión de Construcciones de la Dirección General de Caminos del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda.

Desde que fue cesado de la CGC, José Mario Muñoz planteó una demanda laboral ante un Juzgado con competencia para conocer esos asuntos, la cual ganó.

LEA: Libramiento de Chimaltenango: MP analiza conexión del expediente de Mynor Moto

De esa cuenta el titular del Juzgado Pluripersonal de Trabajo y Previsión Social, Byron Leonel Lima Colindres, emitió una resolución con fecha 17 de febrero de 2020, en la que ordenó a la Contraloría reinstalarlo en el puesto que ocupaba y por el que devenga 18 mil quetzales más bonificaciones, lo cual surtió efecto el 23 de junio de 2020, mediante acuerdo 072-2020 de la Contraloría General de Cuentas.

Sin embargo, durante su paso por la Dirección de Caminos del Ministerio de Infraestructura y Vivienda, Muñoz se involucró en el proceso que se llevaba por la construcción del Libramiento de Chimaltenango y a raíz de eso la Fiscalía Contra la Corrupción del Ministerio Público solicitó una orden de captura en su contra por el delito de fraude, que ocurrió cuando la Fiscalía presentó la segunda fase del Caso en el que se involucraba a funcionarios públicos y también a miembros de la empresa Constructora.

La Fiscalía contra la Corrupción reportó su captura en 2020. Foto: José Orozco/La Hora

La aprehensión se consumó el 11 de julio de 2020 y al llegar a la primera declaración, el entonces Juez a cargo del Caso, Mynor Moto, sobre quien pesa una orden de captura por un expediente de la FECI, dictó falta de mérito para él y otras personas señaladas por la Fiscalía.

Para entonces, Muñoz ya estaba reinstalado en su puesto en la Contraloría en el cual permanece hasta ahora y entre sus funciones está dirigir las auditorías sobre obras públicas que se ejecuten con fondos del Estado.

Pero además de esto, la orden del Juez laboral no solo incluía la reinstalación en el puesto sino pagar a Muñoz los salarios no percibidos durante el tiempo que duró el juicio, pese a que prestaba servicios en otra entidad.

Esto aún es sujeto de una disputa legal entre la Contraloría de Cuentas y el empleado, ya que eso ha llevado a una serie de recursos legales. El más reciente fue un amparo planteado por la institución ante la Sala Segunda de Trabajo y Previsión Social para dejar sin efecto el pago, el cual no fue otorgado provisionalmente, pero se les dio audiencia a ambas partes para los próximos días, lo cual fue notificado el 9 de marzo del presente año.

Si la Sala resuelve no otorgar en definitiva el amparo, se trasladará el expediente al departamento de nóminas para hacer el cálculo de los salarios dejados de percibir y demás prestaciones laborales en favor de Muñoz, pero al hacerlo efectivo, también trasladarán el expediente laboral a la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Contraloría, para que se haga un análisis jurídico y se pida el reintegro de los salarios que le fueron pagados de más, ya que existe prohibición Constitucional de percibir un Doble Salario.

Sin embargo, el entonces juez Mynor Moto lo benefició desestimando los señalamientos. Foto La Hora/Prensa Libre
Adrián Soto
Periodista que escribe para llenar vacíos, tomarse desquites contra la realidad y contra las circunstancias. Indignado por la corrupción y abusos a los más desposeídos, pero creyente en que un periodismo libre es capaz de promover democracia para el justo desarrollo de un pueblo que mantenga lo ojos abiertos, que luche y logre sus sueños.
Artículo anteriorGiammattei: Gobierno anterior dejó “un montón de clavos” por obras con procesos legales
Artículo siguienteAún sin cuadrar, Salud reporta casi 20 mil vacunados contra el Covid-19