Lento avance de tropas turcas en el norte de Siria

En esta imagen tomada desde el lado turco de la frontera entre Turquía y Siria en Akcakale, humaredas en Siria provocadas por bombardeos de fuerzas turcas. FOTO LA HORA/LEFTERIS PITARAKIS/AP

POR LEFTERIS PITARAKIS Y MEHMET GUZEL/AP
AKCAKALE, TURQUÍA

Las fuerzas terrestres turcas tomaron por lo menos una aldea a los combatientes kurdos en el norte de Siria hoy mientras seguían adelante con su asalto por segundo día, lanzando ataques aéreos y de artillería contra pueblos y aldeas a lo largo de la frontera.

Los residentes de las zonas fronterizas en Siria entraron en pánico e intentaban escapar a pie y en todo tipo de vehículos, incluso motocicletas cargadas con colchones y otras pertenencias. La agencia de la ONU para los refugiados dijo que decenas de miles de personas estaban huyendo. Resultaba un panorama desgarradoramente familiar para muchos que hace tan sólo unos años huyeron de los milicianos del grupo Estado islámico.

Turquía lanzó la invasión turca ayer -con bombardeos y rondas de artillería, antes que las tropas de tierra cruzaran la frontera, después de que el presidente Donald Trump prácticamente le abriera el camino al retirar a las tropas norteamericanas de sus posiciones junto a sus aliados kurdos, cerca de la frontera.

Mientras Trump se enfrenta a una investigación de juicio político, la medida atrajo críticas rápidas de republicanos y demócratas en el Congreso, junto con muchos expertos en defensa nacional, que dicen que ha puesto en peligro no sólo a los kurdos y la estabilidad regional, sino también la credibilidad de Estados Unidos. La milicia siria kurda fue el único aliado de Estados Unidos en la campaña que derribó al Estado islámico en Siria.

Trump advirtió a Turquía que tenga moderación en su ataque y que proteja a los civiles, pero el aluvión inicial turco no dio señales de tratar de contenerse: el Ejército Turco dijo que sus jets y su artillería han alcanzado hasta ahora 181 objetivos. Más de una decena de columnas de humo negro brotaron de una ciudad fronteriza.

Pese al despliegue de fuerza, un grupo de liderazgo kurdo y activistas sirios dijeron que las tropas turcas no habían hecho muchos avances en varios frentes abiertos en las últimas horas, pero no fue posible verificar sus afirmaciones de forma independiente y resultaba difícil evaluar la situación sobre el terreno.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dijo el jueves que 109 “terroristas” murieron desde el inicio de la ofensiva, refiriéndose a combatientes kurdos sirios. El mandatario no entró en detalles y los reportes sobre el terreno no apuntaban a nada remotamente cercano a una cifra tan alta de bajas.