Legislador niega que Irán quiera una guerra con EE. UU.

Un F/A-18E Super Hornet del Escuadrón de Cazas de Combate "Jolly Rogers" 103 despega desde la cubierta del portaaviones de clase Nimitz USS Abraham Lincoln en el Mar Arábigo. FOTO LA HORA/MARINA DE EE. UU. VIA AP

Por NASSER KARIMI undefined
TEHERÁN, Irán (AP)

Irán no entrará “bajo ninguna circunstancia” en una guerra con Estados Unidos, ya sea directa o a través de fuerzas aliadas, afirmó hoy un destacado legislador reformista en Irán, mientras Washington y Teherán trataban de suavizar las tensiones en la región.

Las declaraciones de Heshmatollah Falahatpisheh, recogidas por la agencia de noticias semioficial ILNA, siguen al despliegue este mes de un portaaviones y un escuadrón de bombarderos estadounidenses en la región debido a una amenaza iraní aún sin detallar.

Desde entonces, Irán ha anunciado que abandonará el acuerdo nuclear de 2015 con varias potencias internacionales, un acuerdo del que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró hace un año. Emiratos Árabes Unidos, por su parte, ha denunciado el sabotaje de cuatro petroleros cerca de su costa, mientras que rebeldes en Yemen aliados con Irán han atacado Arabia Saudí con drones.

“Bajo ninguna circunstancia entraremos en una guerra”, dijo Falahatpisheh, según ILNA. “Ningún grupo puede anunciar que ha iniciado una guerra indirecta desde el lado de Irán”.

Desde la Revolución Islámica en Irán en 1979, Teherán ha trabajado para labrar relaciones con la milicia libanesa Jezbolá, el grupo Hamas en la Franja de Gaza y otras organizaciones en contraposición a lo que percibe como una amenaza de la enorme presencia militar estadounidense en Oriente Medio. Los analistas creen que de ser atacada, Irán podría delegar en esos grupos armados para atacar a tropas estadounidenses, a Israel y a otros aliados de Washington en la región.

Irán anunció el lunes que había multiplicado por cuatro su capacidad de enriquecer uranio a baja concentración. Las autoridades insistieron en que el uranio solo se enriquecería dentro del límite del 3,67% marcado por el pacto nuclear de 2015, lo que permite utilizarlo para centrales eléctricas pero no para armamento nuclear.

Pero al aumentar la producción, Irán pronto superará las limitaciones a las reservas de material nuclear incluidas en el acuerdo. Teherán ha marcado un plazo del 7 de julio para que Europa renegocie los términos del acuerdo o de lo contrario afirma que elevará la concentración, a niveles más cercanos al armamentístico, en un Oriente Medio que ya está en vilo.

Por su parte, la Fuerza Aérea de Estados Unidos anunció el miércoles que un bombardero B-52 destinado a la base estadounidense de Al-Udeidpor las tensiones había participado en un vuelo en formación con cazas cataríes. Qatar ha hecho acercamientos a Irán tras afrontar un boicot de casi dos años planteado por otras naciones árabes aliadas de Estados Unidos.

“Este vuelo se realizó para continuar las relaciones de Ejército a Ejército” con Qatar, señaló la Fuerza Aérea.