Raymond Wennier

raymondwennier@yahoo.com

Estadounidense residente en Guatemala hace 46 años. Maestría en Administración Educativa, Memphis State University, Memphis, TN. Licenciatura en Pedagogía y Administración Educativa, Universidad de San Carlos de Guatemala, Colegiado activo 410. Trabajo: En áreas urbana y rural guatemaltecas. Consultor Educativo. Docencia y Administración Educativa. Publicaciones: Alrededor de 600 artículos sobre temas educativos de 1,980 a la fecha. Autor del libro "Liderazgo, una nueva conceptualización", 1987.

post author

Raymond J. Wennier

Resumiendo lo expuesto sobre las Inteligencias Múltiples, la Neurodiversidad y los niños, hago las siguientes consideraciones finales:

1. Los niños y los jóvenes con una Neurodiversidad diferente a otras personas, de cómo funciona el cerebro y cómo resuelven problemas o situaciones nuevas que encuentran ahora y en el futuro, son personas totalmente normales. No debe negárseles la inclusión al sistema educativo nacional.
2. Los niños y jóvenes ND poseen una serie de potencialidades que al ser desarrolladas adecuadamente pueden proveerles una vida con mayor calidad. Hay que saber desarrollar los talentos innatos o aprendidos por estos niños y jóvenes.
3. Los maestros tienen que reflexionar sobre cómo están trabajando con los niños y jóvenes ND. Los maestros están obligados a participar en ECS, educación continua en servicio, para entender más sobre la interacción e integración entre las Inteligencias múltiples y los niños y jóvenes con Neurodiversidad.
4. Todo tipo de equipo auxiliar, léanse computación, libros, hojas, materiales para centros para el aprendizaje tienen que ser desarrollados tomando en cuenta la Neurodiversidad.
5. Hay sistemas educativos de otros países como Israel, de los que podemos aprender su metodología, sus estrategias, el uso de materiales de desecho y sobre todo cómo desarrollan la creatividad y el pensamiento crítico en niños y jóvenes, incluyendo activamente a los ND.

Cambios. El siglo XXI demanda una Actitud diferente hacia los niños y jóvenes con Neurodiversidad, de parte de los adultos que trabajan con ellos. Constantemente escuchamos a maestros, padres de familia, a miembros de la sociedad, referirse a los niños ND como personas enfermas, que no serán capaces de producir y serán una carga constante para la familia y para la sociedad. Los niños y jóvenes con Neurodiversidad no son personas enfermas sino son personas dignas de tener la oportunidad de una educación de excelencia para el siglo XXI. Son talentosos, son observadores, son constantes en sus tareas, son perfeccionistas y pueden llegar a desempeñar trabajos profesionales de alta calidad.

Ya es hora que Guatemala apoye los esfuerzos de instituciones que ponen en práctica la inclusión. Ya es hora que los padres de familia sepan que a cualquier pareja puede nacerle un niño ND y que no padecen enfermedad contagiosa. Es triste y da cólera saber que hay padres de familia que retiran a sus hijos de un colegio, sólo porque este establecimiento acepta a un niño ND. ¡El Aprendizaje es derecho de todos!

Hemos hablado de aprender juntos; los niños y jóvenes ND tienen mucho que enseñarnos y nosotros, que no hemos sido diagnosticados ND, a ellos también. Si compartimos el aprendizaje, llegaremos a ser un país tolerante e inclusivo en la forma que atiende a sus niños y jóvenes ND.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión. Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorEl Estado laico en riesgo
Artículo siguienteLa mejora de la economía pasa por erradicar la corrupción