Las fusiones de galaxias pueden detener la formación de estrellas

El telescopio ALMA ha revelado evidencia de que las fusiones de galaxias en el universo temprano podrían detener la formación de estrellas y afectar el crecimiento de las galaxias. Foto la hora: ESO/M. KORNMESSER / Europa Press/dpa

MADRID
Agencia dpa/ (Europa Press) –

El telescopio ALMA ha revelado evidencia de que las fusiones de galaxias en el universo temprano podrían detener la formación de estrellas y afectar el crecimiento de las galaxias.

A 9.000 millones de años luz, astrónomos de la Universidad de Durham vieron que una gran cantidad de gas de formación de estrellas era expulsada al universo por la unión de dos galaxias.

La fusión creó una nueva galaxia llamada ID2299 en un momento en que el universo tenía solo 4.500 millones de años.

Los investigadores dicen que este evento, combinado con la enorme formación de estrellas en las regiones nucleares de la galaxia, podría eventualmente privarla del combustible necesario para producir estrellas.

Esto detendría la formación de estrellas durante varios cientos de millones de años, deteniendo efectivamente el desarrollo de la galaxia.

Los astrónomos observan muchas galaxias masivas muertas que contienen estrellas muy viejas en el Universo cercano y no saben exactamente cómo se han formado estas galaxias.

Las simulaciones sugieren que los vientos generados por los agujeros negros activos mientras se alimentan, o los creados por la intensa formación de estrellas, son responsables de tales muertes al expulsar el gas de las galaxias.

Ahora, el nuevo estudio ofrece fusiones de galaxias como otra forma de detener la formación de estrellas y alterar el crecimiento de las galaxias, según un comunicado de la Universidad de Durham.

Las características de observación de los vientos y las “colas de marea” causadas por la interacción gravitacional entre galaxias en tales fusiones pueden ser muy similares.

Pero la velocidad a la que se expulsa el gas de ID2299 es demasiado alta para haber sido causada por la energía creada por un agujero negro o un estallido de estrellas como se vio en estudios anteriores.

Las simulaciones por computadora también sugieren que los agujeros negros no pueden expulsar tanto gas frío de una galaxia como se ve en este estudio.

Por lo tanto, los investigadores sugieren que algunos resultados pasados en los que los vientos galácticos se han considerado la causa de la detención de la formación de estrellas podrían necesitar ser reevaluados.