Las cinco tecnologías que marcarán el Digital Enterprise Show (DES)

Digital Enterprise Show. Foto la hora: DES / Europa Press/Dpa.

MADRID
Agencia dpa / (Portaltic/EP)

Más de 25,000 profesionales se reúnen desde mañana en el Digital Enterprise Show (DES), un congreso que tiene lugar en IFEMA y en el que se analiza el impacto de la tecnología y su papel para la actividad de las empresas. La consultora KPMG analiza este proceso de transformación digital y apuesta por el Internet de las Cosas, la Automatización de procesos (RPA), la Inteligencia Artificial, el ‘Blockchain’ y la Realidad Aumentada/Realidad Virtual como las tendencias que marcarán la feria.

La consultora señala que el 66 por ciento de los directivos españoles tiene previsto invertir en herramientas tecnológicas en 2019, según datos de su informe ‘Perspectivas España 2019’, aunque añade que para que la transformación digital culmine con éxito es necesario decidir qué tecnologías son las más adecuadas en el marco de la estrategia de la empresa, cómo se integran en el modelo de negocio y qué talento se requiere para poder transformar la cultura y el día a día de la compañía.

INTERNET DE LAS COSAS Y AUTOMATIZACIÓN DE PROCESOS

El Internet de las Cosas (IoT) ocupa la primera posición como la tecnología con mayor capacidad de transformación en los próximos tres años, dado el potencial que se abre ante empresas y gobiernos de la conexión de dispositivos, aplicaciones o vehículos, entre otros. IDC prevé que la inversión a nivel global en esta tecnología sumará 745,000 millones de dólares, ascendiendo 1.2 billones para el año 2022.

Los principales beneficios de esta tecnología para los directivos encuestados por KPMG son el incremento de eficiencia y la rentabilidad. Sin embargo, otros se sienten preocupados por la seguridad y Martín advierte de que “para garantizar un correcto -y seguro- despliegue del Internet de las Cosas es necesario que las compañías dispongan de un exhaustivo programa de gobernanza de IoT”. “Pocas compañías saben por dónde empezar”, ha apostillado.

Otra tecnología que está adquiriendo un papel relevante para las compañías es la automatización de procesos (RPA). La consultora explica que “se han disipado las dudas iniciales que suscitaba esta tecnología para pasar a un escenario en el que el RPA convive con otras herramientas, dotando de una mayor complejidad y riqueza a la transformación digital”.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL, BLOCKCHAIN Y REALIDAD AUMENTADA

Un paso más allá, uniendo el potencial del análisis de datos con modelos avanzados de ‘machine learning’, la Inteligencia Artificial (IA) emerge como una de las claves de cara al futuro. Además de una mayor eficiencia y rentabilidad, los directivos ven en esta tecnología la ventaja de la reducción de costes, aunque se muestran preocupados por la falta de regulación y los debates en torno a la ética del dato y la IA.

Por su parte, el ‘blockchain’ -o ‘cadena de bloques’- se ha consolidado y el 41 por ciento de los directivos encuestados tiene previsto implementar esta tecnología en los próximos tres años. Su principal característica es la capacidad de conectar sistemas y procesos con un elevado nivel de transparencia y confianza. Sus casos son múltiples y variados, aunque los sectores que más están investigando las posibilidades de ‘blockchain’ son los servicios financieros, la industria manufacturera y las telecomunicaciones.

Para Carlos Trevijano, socio responsable de Fintech y Pagos en KPMG España, “blockchain, como toda tecnología emergente, va ganando relevancia según se van dando los primeros casos de uso y se implanta en proyectos que se convierten en escaparates de esta tecnología”.

Finalmente, KPMG considera que la posibilidad de incorporar elementos virtuales a una realidad existente abre todo un mundo de posibilidades, especialmente en sectores como el ‘Retail’ o la industria manufacturera. “La capacidad de habilitar nuevos entornos, generar experiencias de inmersión, probar virtualmente productos o visitar un tren en construcción convierte en realidad cuestiones que antes solo existían en la ficción”, concluye la consultora.