La universidad va a la escuela

Raymond J. Wennier

Ahora que sabemos que existen diferencias entre lo que las universidades requieren de los estudiantes de primer ingreso y lo que los estudiantes tienen como habilidades específicas para lograr el éxito durante el primer año de la universidad, podemos hacer algo para remediarlo.

Es obvio que las universidades quieren que los estudiantes tengan conocimientos en las áreas académicas. Sin embargo, ya se están dando cuenta de que hay otras habilidades y estrategias más importantes, que al dominarlas, hacen más fácil el estudio de los contenidos en los cursos universitarios.

Mencionaré algunas de esas habilidades y estrategias que deben ser dominadas en el nivel de secundaria y que no se han logrado; por eso el trabajo en la universidad es más difícil para los alumnos y para los profesores.

Antes hay que recordar que son necesarias muchas funciones ejecutoras del PFC que no está totalmente desarrollado en estudiantes de primer ingreso a la universidad.

Por lo anterior, creo que lo más importante es la AUTOMOTIVACIÓN para iniciar un trabajo, hacer lo necesario para documentarlo y al final hacer conclusiones que demuestran si es verdadera o falsa la premisa inicial. Sólo en este punto hay varias habilidades que deben dominarse como es la motivación interna y no esperar una externa. Muchos adolescentes quieren iniciar un trabajo pero esperan una respuesta o resultado inmediato sin pasar por el verdadero trabajo-esfuerzo-perseverancia para llegar a una conclusión.

El “proceso medio”, requiere saber cómo organizar un plan para realizar una investigación seria con la estrategia de “inquiry”, que demanda poder formular buenas y profundas preguntas. Eso significa que la curiosidad es base para investigar.

La habilidad de usar un buen juicio es esencial si se requiere entender el valor de ideas o de acciones a tomar. Por eso se habla de “coraje de cobardes” o “presión de grupo” en relación a los adolescentes (primer año de la U) que hacen cosas en grupo que no harían solos.

¿Cuántas veces han tenido que construir los alumnos, una estructura, un formato, un protocolo para realizar y luego presentar un proyecto en la secundaria? No estoy hablando del “Seminario” en el que forman grupos donde unos cuantos hacen la mayor parte del trabajo.

Hablando de investigaciones, no es únicamente “copy paste” sino son varias cosas más importantes que los datos e información. Poder distinguir entre hechos e inferencias, saber qué hacer con los datos e información para hacer algo diferente o mejor.

Cuando hablo de “copy paste”, no me importa mucho porque sabré si hay aprendizaje o no, cuando el estudiante tenga que presentar por qué escogió tal tema, cuando tenga que escribirme un resumen conciso, cuando en aula o frente a otra audiencia tenga que defender su punto de vista, explicar y justificar por escrito sus opiniones, presentar una bibliografía concreta y sobre todo, cuando me tiene que expresar verbalmente cómo se aplica lo que investigó, a sí mismo y por qué.

Las habilidades y estrategias aquí mencionadas, no son contenidos de un curso, entonces ¿Qué son? Precisamente son HyE de un currículo abierto que debería tener y practicar la escuela secundaria para preparar a los alumnos a ser estudiantes universitarios desde su primer día en la U.

La primera universidad que enseñe a las escuelas y colegios a cómo hacer un currículo abierto, no solo en teoría sino en la práctica, en el lugar, trabajando con y al lado de los maestros, recibirá alumnos listos para ser estudiantes universitarios. Eso sí se llama transición.

Eso es decir que la universidad va a la escuela.