Fotografía de archivo de participantes de una protesta en la que se acusa al gobierno del primer ministro indio, Narendra Modi, de usar software espía de grado militar para monitorear a opositores políticos, periodistas y activistas en Nueva Delhi, India. Foto La Hora/AP/Manish Swarup.

El consorcio de periodistas responsable de la investigación Proyecto Pegasus sobre el software malicioso de la firma con sede en Israel NSO Group, que aportó más pruebas sobre la forma en que se utilizó contra periodistas, activistas de derechos humanos y disidentes políticos, ganó hoy el máximo premio de periodismo de la Unión Europea.

El Parlamento Europeo afirmó en un comunicado que la «filtración sin precedentes de más de 50.000 números de teléfono seleccionados para vigilancia por los clientes de la compañía israelí NSO Group muestra cómo se ha abusado sistemáticamente de esta tecnología durante años».

El grupo periodístico sin fines de lucro Forbbiden Stories y el grupo de derechos humanos Amnistía Internacional tuvieron acceso a la lista y la compartieron con 16 medios de comunicación. Los periodistas pudieron identificar a más de 1.000 personas en 50 países supuestamente seleccionadas por los clientes de NSO para posible espionaje.

Entre ellos había 189 periodistas, más de 600 políticos y funcionarios de gobiernos, al menos 65 ejecutivos de empresas, 85 activistas de derechos humanos y varios jefes de Estado, según The Washington Post, miembro del consorcio. Los periodistas trabajan para organizaciones como The Associated Press, Reuters, CNN, The Wall Street Journal, Le Monde y The Financial Times.

El premio inaugural de la UE, de 20.000 euros (unos 23.000 dólares), llevaba el nombre de Daphne Caruana Galizia, en homenaje a la periodista maltesa de investigación asesinada hace cuatro años en un ataque con un carro bomba.

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorEl Sistema de Salud del norte de Siria colapsa en medio de ola de COVID-19
Artículo siguienteAumentan temores de conflicto entre China y Estados Unidos por Taiwán