La UE multa al fabricante de chips Qualcomm

La comisionada antimonopolio de la UE Margrethe Vestager. Foto la hora: Francisco Seco/Ap.

Por RAF CASERT
BRUSELAS
Agencia (AP)

La Unión Europea multó al fabricante estadounidense de procesadores Qualcomm con 271 millones de dólares, acusando a la compañía de llevar una política agresiva de precios.

La firma abusaba de su posición de dominio del mercado en los chips 3G de banda base y los vendía por debajo de su precio de costo para obligar a la competidora Icera a retirarse, indicó la comisaria europea de competencia, Margrethe Vestager.

Este mercado es demasiado importante como para tolerar este abuso, afirmó Vestager. “Los conjuntos de chips de banda base son dispositivos clave para que los dispositivos móviles puedan conectarse a internet. Qualcomm vendía estos productos a un precio por debajo de costo a clientes clave con la intención de eliminar a un competidor”, indicó.

Icera, con sede en Gran Bretaña, era considera una rival que podría amenazar el dominio de Qualcomm.

La multa, equivalente a 242 millones de euros, representa el 1.27% de las ganancias de Qualcomm para el 2018. La UE multó a la empresa con 1,230 millones de dólares el año pasado al determinar que sobornó a Apple para inhibir la competencia.

Qualcomm rechazó el jueves las acusaciones y anunció que apelará el fallo ante un tribunal de la UE.

“Esta decisión no tiene fundamento en las leyes, en los principios económicos ni en la realidad del mercado, y estamos seguros que será revertido en la apelación”, expresó en un comunicado Don Rosenberg, abogado de Qualcomm.

“La comisión estuvo dos años investigando a dos empresas, de las cuales ambas dijeron que favorecían los productos de Qualcomm no por su precio sino porque los de la competencia eran de menor calidad”, afirmó Rosenberg.

Vestager afirmó que la realidad indica todo lo contrario, y que Qualcomm ofreció “reducciones de precios muy específicas” para satisfacer a dos clientes que eran vitales para que Icera pueda competir contra Qualcomm entre el 2009 y el 2011.

“Esto fue hecho a propósito para impedir que Icera incursionara en el mercado”, expresó Vestager.

Poco después, Icera fue adquirida y su negocio de chips desapareció.

Qualcomm ha estado al centro de una querella antimonopolio en Estados Unidos también, y la prensa ha informado que el gobierno estadounidense le pidió a un tribunal suspender un fallo contra la compañía.