La UE abre procedimiento para multar a España y Portugal por déficit

Bruselas/Madrid
Agencia/dpa

La Comisión Europea abrió hoy el procedimiento que puede desembocar en una sanción económica para España y Portugal por incumplir los objetivos de déficit acordados con Bruselas, un paso que se había postergado hasta después de las elecciones generales españolas del 26 de junio.

“Portugal no corrigió su déficit excesivo para 2015 y (…) es improbable que España lo haga para 2016”, constató la Comisión Europea en un comunicado, adoptando así las recomendaciones del Consejo Europeo.

A mediados de mayo, la Comisión propuso dar a Madrid y Lisboa un año más para poner sus déficits por debajo del máximo del tres por ciento de su PIB, como establece el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea (UE). Sin embargo, en aquel momento decidió posponer hasta principios de julio la decisión sobre si aplicarles multas por su incumplimiento del déficit en 2015.

España registró un déficit del 5,1 por ciento el año pasado, por encima del 4,2 por ciento recomendado por Bruselas. En el caso de Portugal, en 2015 su déficit fue del 4,4 por ciento, superando el 2,5 por ciento acordado con la Comisión. Ambos países se vieron muy castigados por la crisis económica y de deuda vivida en Europa en los últimos años.

“España y Portugal han avanzado mucho desde el inicio de la crisis, gracias a grandes ajustes presupuestarios y a importantes reformas para volver a ganar competitividad”, reconoció el vicepresidente de la Comisión Valdis Dombrovskis. “Sin embargo, ambos países se han desviado últimamente de la senda de corrección de sus déficits excesivos y no han alcanzado sus objetivos presupuestarios”, añadió.

Tras el paso dado hoy, los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) tendrán que adoptar una decisión al respecto, probablemente en la reunión que mantendrán el próximo martes.

Si los ministros están de acuerdo con la evaluación de la Comisión, esta tendrá 20 días para proponer una multa. La Comisión puede recomendar reducir o incluso anular la sanción “en caso de circunstancias económicas excepcionales” o si los países presentan alegaciones pertinentes diez días después de la evaluación de los ministros.

La decisión final la tomarán los ministros de Economía y Finanzas, posiblemente en otoño (boreal).

Según la legislación europea, la multa puede ascender al 0,2 por ciento del producto interior bruto (PIB) nacional, lo que en el caso de España asciende a 2.100 millones de euros, y la suspensión de los fondos estructurales y de inversión. Hasta el momento no aplicaron sanciones a ningún país.

“Es poco probable que España logre una corrección oportuna y duradera de su déficit excesivo en 2016 a más tardar”, advierte hoy la Comisión. Para el Ejecutivo de la UE, el esfuerzo presupuestario de España entre 2013 y 2015 “fue muy inferior” al establecido en 2013. “Esto lleva a la conclusión de que España no ha adoptado medidas eficaces” tras la recomendación del Consejo Europeo.