La Semana Santa como un punto de encuentro

Mercadólogo. Cucurucho. Integrante de los grupos Cucuruchos Seculares y del programa radial Memorias del Cucurucho.

Héctor Fernando Castillo Zamora1
Mercadólogo. Cucurucho. Integrante de los grupos Cucuruchos Seculares y del programa radial Memorias del Cucurucho

Ser cucurucho es prácticamente un estilo de vida, pues no hay momento en el año en el que en el fenómeno social en el que participamos por unas pocas semanas inevitablemente vuelva a nuestras mentes. Durante los años que llevo de ser cucurucho que van desde mi niñez donde lo hacía de manera inconsciente hasta mi vida adulta en donde empecé a involucrarme activamente en distintos blogs, programas de radios y páginas web del tema he comprendido que la Semana Santa es más que un fenómeno religioso, folclórico y cultural. Es además un punto de encuentro en donde distintas identidades se juntan a través de una identidad cohesionadora para formar grupos de personas en torno a ella. Muchos de estos grupos son anónimos, pero también existen otros que dentro de la identidad común que les da la tradición surgen con nombre propio y con un fin común tal es el caso de los llamados Cucuruchos Seculares, la Asociación de cucuruchos antigüeños, Legado Musical y otros más casuales que surgen con nombres como Los Corozos, La ACD, Los Penitentes, Los Nazarenos que nacen de un elemento en común forman amistades duraderas y sin ser agrupaciones formales son reconocidos en las filas de las procesiones cuaresmales y de Semana Santa.
Aunque la Semana Santa sea lo que hace que estos distintos grupos surjan, cada uno tiene su punto en común, en algunos casos es la fotografía, la música o el barrio los que hacen que creen su propia identidad. Con el surgimiento de las redes sociales y los medios electrónicos los distintos grupos han dado sus aportes a la Semana Santa por medio de blogs, revistas digitales y páginas especializadas en Facebook.
Fernando Barrera nos comenta que el mote de los Nazarenos nace de una revista digital de hacían con un grupo de amigos y que llevaba ese nombre , surgió la idea como un aporte querían dar para Semana Santa, por cuestiones de tiempo la revista se dejó de hacer pero el grupo sigue activo y participa en todas las actividades cuaresmales, otro grupo como los Cucuruchos Seculares nace en los espacios que se fueron dando en la radio con el programa de Memorias del Cucurucho, el suplemento cultural de La Hora y la revista “En hombros de la Tradición”, Fernando Barillas fundador del grupo comenta que estos espacios tuvieron un impacto por los temas que tratan al estar conscientes que la Semana Santa se puede interpretar, entender y vivir desde una perspectiva ajena a su esencia religiosa. Según Fernando es importante valorar la Semana Santa desde distintos matices como el punto de visto socioeconómico, sociológico, político y de historia del arte etc., no solo desde un punto de vista religioso que la limita y este es el principal fin de los Cucuruchos Seculares. Moisés Falla también tiene un grupo de cucuruchos con el que comparten las actividades cuaresmales desde hace 22 años cuando con otro amigo lo fundan en el Colegio de Infantes hoy los miembros se extienden a amigos y familiares, sin buscar ningún protagonismo se hacen llamar la Hermandad Virtual esperan pronto tener un podcast para compartir sus vivencias y dar su aporte a las nuevas narrativas de la Semana Santa del Siglo XXI. Edgar Cabnal de Legado Musical comenta que desde siempre ha habido personas que se unen para comentar, intercambiar, discutir y compartir acerca de la celebración de Cuaresma y Semana Santa comenta además que con el surgimiento de las redes sociales hay un número mayor de personas que se limitan a dar seguimiento a esas redes y que no necesariamente mantener una relación personal como se hacía en los tiempos que no existían los medios digitales.
Hugo Farfán de la Asociación de Cucuruchos Antigüeños nos cuenta que, aunque el grupo comenzó en la informalidad de las redes sociales y el WhatsApp esta trascendió hasta que el 29 de enero del 2015 se constituyó la asociación y el 14 de octubre quedó inscrita en Gobernación, el objeto de la Asociación es fomentar, desarrollar y realizar actividades relacionadas con las tradiciones y conmemoraciones propias de la Cuaresma y Semana Santa. Entre sus actividades han realizado varios conservatorios sobre el tema y se encuentran trabajando con hermandades un plan de seguridad junto a la Municipalidad y cuerpos de Socorro.

Estos son algunos de los diversos grupos que la Semana Santa guatemalteca como medio cohesionador ha formado, habrá muchos más, algunos informales y otros con un fin más específico pero lo realmente importante es que todos han encontrado en nuestras tradiciones un punto de encuentro para la amistad, el desarrollo profesional o inclusive el estudio de los fenómenos antropológicos. Esta Cuaresma que se avecina yo me uniré con mis propios grupos y desde ellos buscaremos siempre la forma de enaltecer la Semana Santa guatemalteca.