La responsabilidad personal como una de las medidas para evitar más contagios por COVID-19

Analistas hablaron que se ve un subregistro, descontrol y desfase por casos sin reportar a Salud. FOTO LA HORA/AP

POR MARGARITA GIRÓN
jgiron@lahora.com.gt

El doctor Edwin Asturias, profesor y epidemiólogo, designado por el Presidente Alejandro Giammattei para coordinar la Comisión Nacional contra el Coronavirus (Coprecovid), a través de una publicación en la red social Twitter, destacó que los guatemaltecos pueden asumir la responsabilidad de cuidarse y permanecer en casa mientras el país enfrenta la primera ola del coronavirus COVID-19. Asimismo, enfatizó que para lograr mermar los contagios y encaminarse hacia una futura apertura, es necesario contar con la disciplina y ayuda de todos.

Ayer el presidente Giammattei, dijo que se está encaminando hacia una “nueva normalidad”, mediante una reapertura progresiva de la industria, el comercio y actividades sociales. Esta semana, las medidas se han flexibilizado, además de cambiar el horario de libre locomoción de 5:00 a 18:00 horas, este fin de semana no habrá confinamiento total como ocurrió durante los últimos 3 fines de semana.

LEA: E. Asturias: Los guatemaltecos podemos asumir la responsabilidad de cuidarnos

J. DABROY: LA RESPONSABILIDAD ES COMPARTIDA

Jahir Dabroy, politólogo y analista, refirió que existe una responsabilidad compartida en el tema de las medidas y una posible reapertura de los sectores económicos del país. Según detalló, por un lado, está el Estado, quien es garante del bien común y está mandado a resguardar la vida de la población; no obstante, debe destacarse que las capacidades del Estado son limitadas y se cuenta con un sistema de salud débil, que ha sido consecuencia de administraciones anteriores y no únicamente de este Gobierno.

Asimismo, agregó que la flexibilización de medidas, debe verse desde la necesidad económica de las personas, ya que de cada 10 personas 7 pertenecen a la economía informal, lo cual hace que tengan que generar ingresos día a día y no cuentan con ningún tipo de prestación ni apoyo por parte del Estado.

“No se vale que se les diga que se queden en su casa cuando no pueden generar recursos y a la par de eso la parte de la salud psicológica de las personas, además, el ser humano es un ser social y necesitamos del contacto con otras personas”, detalló Dabroy.

Por otro lado, Dabroy acotó que las personas deben asumir su propia responsabilidad para evitar ser contagiados y mantener una cultura de higiene. Agregó que es importante que quienes sean afectados por la pandemia y puedan quedarse en casa deben asumir un papel de responsabilidad para no afectar a su círculo cercano o espacios de trabajo, ya que esto sí podría tener un costo alto para el país.

LEA: Giammattei anuncia ruta para ir caminando hacia una “nueva normalidad”

ROSAL: CIUDADANÍA NO DEBE CREER AHORA QUE TIENE LA PUERTA ABIERTA

Renzo Rosal, politólogo y analista independiente, manifestó que el cambio en las medidas por parte del Ejecutivo, es “normal”, tomando en cuenta el fenómeno dinámico de la pandemia y que no existe precedente.

“Es muy difícil para un país como Guatemala, en donde existe un país tan frágil, poder enfrentar una coyuntura tan dinámica”, puntualizó.

Detalló que llama la atención que se plantee una apertura en donde se flexibilizan algunas medidas, cuando los números de contagios indican que el país se encuentra en una fase fuerte de la pandemia.

“El Ejecutivo está un tanto contra las cuerdas, el tema de la reducción de los horarios del toque de queda, no es tanto el problema, lo que sí llama la atención es que ya el fin de semana se deje más abierto, cuando las cifras indican que el mes de junio es un mes rojo, como lo han señalado los expertos”, puntualizó el analista.

Detalló que el Ejecutivo ha actuado bien, evaluando las medidas semana con semana, para determinar si se amplían las medidas o no, dependiendo la evolución de la pandemia, destacó que debe ponerse atención y evaluar si el fin de semana no se presta para que las personas salgan y se complique.

Agregó que el papel de la sociedad en conjunto, tanto organizaciones sociales, gobiernos locales y sector empresarial para “apretar más el tornillo” para evitar que esa flexibilidad se traduzca en libertad y puedan darse picos más fuertes.

“La ciudadanía no debe creer que ahora tiene la puerta abierta y es allí donde podemos tener picos y problemas más fuertes”, enfatizó Rosal.

Renzo Rosal, politólogo y analista independiente, se refirió a la responsabilidad de varios sectores sobre el cuidado personal. Foto La Hora

M. CHAULÓN: RESPONSABILIDAD NO PUEDE ENFOCARSE SOLO EN LAS PERSONAS

Mauricio José Chaulón, historiador y antropólogo social, quien, además es profesor y académico de la Escuela de Historia de la USAC, comentó que, desde el inicio de la emergencia, muchas personas se vieron obligadas a seguir trabajando y mantener las medidas se ha convertido en algo complejo. Agregó que ahora que se han empezado a liberar algunas medidas, no puede enfocarse la responsabilidad solo en las personas ya que hay quienes no cuentan con todas las condiciones necesarias para poder cumplir con todas las recomendaciones.

“Hay quienes no cuentan siquiera con agua potable y hay otros que no cuentan con garantías en sus espacios laborales y habitacionales, para tener las medidas de distanciamiento y seguridad del caso, y el problema es que se transfiera la responsabilidad al ciudadano, cuando existen otros actores que también cuentan con responsabilidad”, enfatizó.

En ese sentido, destacó que, Guatemala no cuenta con un Estado fuerte que pueda garantizar la protección social y económica de la ciudadanía, ya que quienes aún pueden quedarse en casa son personas privilegiadas con condiciones materiales de subsistencia y con trabajos que no exigen, tener que salir.

La Hora intentó conocer la postura de analistas del CIEN y ASIES; no obstante, los analistas consultados no respondieron a las llamadas realizadas por este vespertino.

Una mujer usa una mascarilla para protegerse del coronavirus en un mercado desierto en San Martín Jilotepeque, Guatemala, el viernes 20 de marzo de 2020. Foto La Hora: AP/Moisés Castillo