La política en la administración pública

Lic. Douglas Abadía C.
douglas.abadia@gmail.com

Una definición más amplia (acuñada de diversas lecturas) nos haría definir como política a: toda actividad, arte, doctrina u opinión, cortesía o diplomacia; tendientes a la búsqueda, al ejercicio, a la modificación, al mantenimiento, a la preservación o a la desaparición del poder público.

Mientras que la administración pública se centra en los procesos que tienen lugar en la organización gubernamental encargada de gestionar la satisfacción de las demandas de la sociedad.

Como proceso la administración pública es tan antigua como el mismo gobierno. La administración pública es la organización gubernamental, y por tanto su rama ejecutiva. Es la estructura del gobierno y el conjunto de recursos humanos, materiales y financieros que la integran.

A mi criterio la administración pública cumple la función de ejercer y ejecutar el programa político a través de los procesos de planeación, programación, coordinación, ejecución, evaluación y control administrativo.

En el mundo actual hablamos de hibridez científica; es decir, hoy en día un fenómeno x no puede ser explicado de forma unilateral o parcializada; es necesario abordar a los diferentes fenómenos de manera multidisciplinaria. Esto nos lleva a tener una radiografía integral del fenómeno y abordarlo de manera completa.

En el caso de Guatemala, lamentablemente poseemos un desarrollo desigual entre la administración pública y la política; en términos generales podemos afirmar que esa desigualdad provoca efectos negativos en el desarrollo de la sociedad.

A criterio personal considero que la política es común a la existencia humana. Todos estamos vinculados a la política en un gobierno, municipio, colegio, etc. Todos estamos relacionados con el sistema político.

Considero oportuno abordar el tema del poder, que está íntimamente ligado a la política; el poder es unitario aunque en algunos Estados se divide en tres poderes que cumplen diferentes funciones.

La Ciencia Política estudia las relaciones de poder, es decir, como se alcanza, conserva y expande el poder político en la sociedad.

En el caso presente, es interesante más que encontrar diferencias y similitudes entre la administración pública y la Ciencia Política; es encontrar los puntos donde convergen y se complementan.
Finalmente, a modo de conclusión puedo afirmar que quien posee el gobierno tiene el poder para alcanzar los objetivos y los cambios sociales que demanda la sociedad.

La ciencia política dirige su foco de atención a la investigación del comportamiento político, las instituciones, los sistemas políticos y a las políticas públicas. En una palabra, sus ámbitos son los epistemológicos, teóricos, metodológicos y empíricos de las ciencias sociales. Mismos que se usan para el estudio del objeto llamado política, donde el análisis y la reflexión crítica son fundamentales.

Por otro lado, la administración pública como disciplina académica se centra en los aspectos más formales de las organizaciones y en sus formas de trabajo: planificación, gestión, administración y control son aspectos que tienen gran relevancia en estos estudios. Aquí lo fundamental es la capacidad técnica, no crítica, aunque sí analítica, de dirigir conforme a los instrumentos organizacionales diseñados para la obtención de resultados que se puedan medir en términos de eficiencia y eficacia.