Sin título, de la serie La Playa (2019). Mario Santizo

Miguel Flores Castellanos
Doctor en Artes y Letras

El artista Mario Santizo empezó a colocar en Facebook fotografías donde pintaba, sobre un amplio lienzo blanco, una playa con un azul prístino en el horizonte; en el lado izquierdo, unas palmeras que parecían agitadas por el viento. La típica costa idílica de folleto turístico. A los pocos días aparecieron tres carabelas con sus velas bajas, esto daba a entender que sus ocupantes habían recalado, ya no estaban ahí. Habían tocado tierra. A esta amplia tela pintada, sumó plantas de cartón, piedras y arena. Creó una escenografía a la usanza de los primeros fotógrafos de principios del siglo XX. Todos los signos utilizados hasta ese momento daban a entender que se trataba de una estampa propia del arribo de Colón a estas tierras.

Esta escenografía fue parte esencial de una acción que se llevó a cabo frente al Centro Cultural de España en plena sexta avenida, el sábado 12 de octubre. Santizo invitó a los paseantes y a colectivos determinados a tomarse una foto frente a este telón. Gente del mundo cultural y otros colectivos posaron, así como paseantes anónimos, algo desorientados. El registro fotográfico es el único vestigio que queda de esta acción.

Sin título, de la serie La Playa (2019). Mario Santizo

El gesto de invitar a posar puede leerse como una invitación a que los habitantes de esta ciudad tomaran “su” tierra y la descubrieran. Algunos figurantes, remedando al genovés, ostentaron un pendón, el de su predilección. Lógico, no eran enviados de Castilla.

Este acto, que puede pasar desapercibido para muchos, es una poderosa obra de arte que encierra una ácida crítica al Descubrimiento de América y un pasar página y repensarse a sí mismos. El otro “descubrió” estas tierras, pero después de 500 años muchos de los “descubiertos” aún no se han “descubierto” a sí mismos. Santizo con esta pieza trastoca la historia oficial y la actualiza. Le da un giro propositivo hacia la diversidad de personas a que tomen esta tierra y claven su pendón identitario sea cual sea. La Playa expresa libertad y toma de consciencia.

Esta acción deja dos imágenes memorables. Una donde jóvenes posan ante el telón y uno tiene como pendón la camiseta de la desprestigiada selección nacional de fútbol, lo que hace pensar en aspectos como la lealtad a un equipo que ha dejado más frustraciones que alegrías… pero es lo que hay. En otra fotografía puede apreciarse ejemplos de la diversidad, de personas que desbordan el marco de conductas y normas impuestas por una sociedad conservadora. En otra imagen puede apreciarse los procesos de alienación que, estando en su propia tierra, se revisten de signos foráneos.

Santizo tiene una amplia experiencia en el montaje de escenas, lo hacía en sus épicas fotografías del inicio de su carrera. Aunque ahora se dedique al grabado, la pintura, o las acciones, en esta obra se percibe su añoranza por la imagen fotográfica y el de recrear escenas del mundo.

La Playa es un ejemplo de las nuevas formas de hacer arte, con visibilidad en redes sociales como expectativa de la acción y la publicación del resultado en la misma red social. Esta obra tiene un aura resplandeciente, pero hay que penetrar en ella con cuidado porque fácilmente puede pensarse que no es arte.

Mario Santizo siempre sorprende.

Sin título, de la serie La Playa (2019). Mario Santizo
Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión. Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorEn época de incertidumbre, China apuesta al consumo interno
Artículo siguienteUNA VOZ EN LA ALCANTARILLA