Una conversación evidenciaría gran parte de las dinámicas del sistema judicial. Foto La Hora

Recientemente la directora general del Instituto de la Víctima, Alejandra Carrillo, fue beneficiada con una resolución del Organismo Judicial (OJ) en torno a las investigaciones sobre posibles plazas fantasma en la institución, una de las razones de esta resolución, según señaló una fuente a La Hora, es la amistad que tiene Carrillo con la presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Silvia Patricia Valdés.

Una fuente con conocimiento del tema pero que por temor a represalias pidió el anonimato, dijo a La Hora que entre Carrillo y Valdés existe una estrecha amistad, la cual quedó evidenciada en una conversación de WhatsApp que la exdiputada del cancelado Partido Patriota sostuvo en su momento, en la que elogió a la magistrada, indicando que “la Paty -Valdés- se ha portado relinda”. En ese mismo intercambio de mensajes se habló de una posible contratación de una “recomendada” de la presidenta de la CSJ y OJ.

 

CARRILLO TENÍA INTENCIONES DE CONTRATAR A RECOMENDADA DE VALDÉS PORQUE “SE HA PORTADO RELINDA”

En los mensajes del chat, Carrillo gestionó la contratación de María Yessenia Montenegro para la Subsede del Instituto de la Víctima, ubicada en la oficina del Modelo de Atención Integral de Niñez y Adolescencia (MAINA) zona 2 capitalina, por recomendación de la presidenta de la CSJ, porque “la Patty se ha portado relinda”.

Carrillo: “María Yessenia Montenegro. Trabajadora Social para Maina zona 2”
Interlocutor: “Va”
Carrillo: “Referencia Patty OJ”
Interlocutor: “Muy bien”
Carrillo: “Llamala tú a nombre mío, xq la patty se ha portado relinda”
Interlocutor: “Muy bien. Ya le llamé”
Carrillo: “Y qué dijo”
Interlocutor: “Que era un honor ser parte de nuestro equipo”
Carrillo: “Qué linda. Traete el listado de gente a contratar”

“Llámala tú a nombre mío, xq la patty se ha portado relinda”

Alejandra Carrillo, directora del Instituto de la Víctima

La fuente detalló, que en un intercambio de correos electrónicos a lo interno del Instituto se evidenció que la apadrinada de Valdés fue incluida en el listado de las personas recomendadas por funcionarios y exfuncionarios públicos para que se consideraran ser contratados.

Hasta el momento, en las planillas de trabajadores del Instituto de la Víctima, correspondientes de enero a septiembre 2021, aún no se visualiza el nombre de la referida persona.

Alejandra Carrillo es la Directora del Instituto para la Asistencia y Atención a la Víctima del Delito. Foto La Hora

LA AMISTAD CARRILLO-VALDÉS SURTIÓ EFECTOS

Asimismo, la fuente indicó, que la amistad entre Carrillo y Valdés “habría ayudado a que cambiaran de juzgadora en el proceso relacionado a estas plazas”.

La semana pasada los magistrados de la Sala Tercera de Apelaciones aceptaron la recusación planteada por Carrillo, ordenando retirar del caso de plazas fantasma a la jueza Virginia de León, porque se “duda de su imparcialidad”.

Además, se conoció que el expediente judicial permanecerá a cargo del Juzgado Segundo Pluripersonal Penal, específicamente con la jueza “B”, Judith Camey.

El 19 de agosto, Carrillo planteó la recusación en contra de la jueza de León, por las diligencias de allanamiento que autorizó al MP en las instalaciones del Instituto de la Víctima, las cuales se realizaron para recabar evidencias por las supuestas plazas fantasma.

 

SE BUSCÓ COMUNICACIÓN CON MAGISTRADA

Por esta situación se buscó obtener contacto con la presidenta de la CSJ y OJ, Silvia Patricia Valdés, pero en ninguno de los números de teléfono que se tiene de la magistrada se logró obtener comunicación con ella.

No logro establecer comunicación con Silvia Patricia Valdés, presidenta del OJ. Foto: La Hora/Organismo Judicial de Guatemala

INVESTIGACIONES POR CORRUPCIÓN EN INSTITUTO DE LA VÍCTIMA

La Fiscalía contra la Corrupción del MP tiene una investigación abierta en contra del Instituto de la Víctima por 109 supuestas plazas fantasma.

La investigación señala que las contrataciones de ese personal no se hicieron conforme a lo que establece la ley, sino que fueron hechas por apadrinamientos de funcionarios y exfuncionarios de los Organismos Ejecutivo, Judicial y Legislativo.

Asimismo, la Fiscalía investiga una posible sobrevaloración de arrendamiento y pago de “mordida” en torno al edificio donde se ubica la sede central del Instituto, en el que se presume que la directora general, Alejandra Carrillo, se beneficiaría con parte del pago del alquiler.

El auxiliar fiscal, Eduardo Pantaleón era quien dirigía las investigaciones en contra de la institución, pero fue removido a escasas semanas de revelarse los casos de corrupción.

 

REMOCIÓN DE FISCAL QUE DIRIGÍA EL CASO

La fiscal general, María Consuelo Porras Argueta ordenó remover a Pantaleón de la Fiscalía contra la Corrupción y enviarlo a la Unidad Liquidadora, para resguardar su integridad física, según justificó el MP.

Sin embargo, La Hora conoció que los motivos reales eran para apartarlo de esas investigaciones, lo cual se evidenció cuando Porras decidió retirarle el esquema de seguridad y el vehículo que le había asignado el MP.

 

REUNIÓN ENTRE GIAMMATTEI, VALDÉS Y PORRAS

La “amistad” entre Carrillo y Valdés no es nueva entre funcionarios públicos, pues el presidente Alejandro Giammattei en una actividad pública presumió de la amistad que tiene con la fiscal general, Consuelo Porras.

Se ha evidenciado que esas “amistades” surten sus efectos, un claro ejemplo es la reunión que sostuvo a mediados de año Giammattei con Porras y la magistrada Valdés, ya que días después de esa junta la fiscal general se “instaló” en la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) a cuestionar a los fiscales, acto seguido, se da el despido del exfiscal Juan Francisco Sandoval del MP.

Antes de abandonar el país, Sandoval dio a conocer que la FECI investigaba una reunión que habría sostenido el mandatario con personas de nacionalidad rusa.

El Presidente incluso ha destacado en discursos a la presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Silvia Patricia Valdés y a la fiscal general, María Consuelo Porras.
Foto. La Hora
Hedy Quino Tzoc
Periodista profesional. En mi vida prevalece Dios, mi familia y la justicia. Creo en los Derechos Humanos y en que Guatemala sí hubo genocidio.Estoy convencida en que atacando la corrupción el país podría salir de sus problemas estructurales, como la pobreza extrema.
Artículo anteriorUzra Zeya: existen preocupaciones respecto al Estado de Derecho en Guatemala
Artículo siguienteSemilla separa y acusa de traición al diputado José Alberto Sánchez Guzmán