Esta foto de archivo del martes 3 de abril de 2018, muestra una báscula en Nueva York. Un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) publicado el jueves 16 de septiembre de 2021, relaciona la pandemia por COVID-19 con un incremento "alarmante" en la obesidad entre niños y adolescentes de Estados Unidos. Foto: La Hora/AP/Patrick Sison.

NUEVA YORK / AP

Un nuevo estudio relaciona la pandemia de COVID-19 con un aumento “alarmante” de la obesidad en los niños y adolescentes estadounidenses.

La obesidad infantil ha aumentado durante décadas, pero el nuevo estudio indica una aceleración el año pasado, sobre todo en aquellos que ya eran obesos cuando empezó la pandemia.

Los resultados señalan un “gran aumento de peso en los niños” y son “sustanciales y alarmantes”, dijo una de las autoras del estudio, la doctora Alyson Goodman, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

También es una muestra de un círculo vicioso. La pandemia parece estar empeorando la prolongada epidemia de obesidad del país, y la obesidad puede hacer que las personas corran el riesgo de padecer una enfermedad más grave tras la infección por coronavirus.

El jueves, los CDC publicaron el estudio, que es el mayor que se ha realizado hasta ahora para analizar las tendencias de la obesidad durante la pandemia.

El estudio reveló lo siguiente:

— Se calcula que el 22% de los niños y adolescentes eran obesos en agosto, frente al 19% del año anterior.

— Antes de la pandemia, los niños con un peso saludable ganaban en promedio 1,5 kilos (3,4 libras) al año. Esta cifra aumentó a 2,4 kilos (5,4 libras) durante la pandemia.

— En el caso de los niños con obesidad moderada, el aumento de peso esperado pasó de 2,9 kilos (6,5 libras) al año antes de la pandemia a 5,4 kilos (12 libras) después del inicio de la misma.

—Para los niños gravemente obesos, el aumento de peso previsto al año pasó de 3,9 kilos (8,8 libras) a 6,6 kilos (14,6 libras).

Según los investigadores, la tasa de obesidad aumentó de forma más drástica en los niños de 6 a 11 años, que son más dependientes de sus padres y pueden haberse visto más afectados cuando las escuelas suspendieron las clases presenciales.

La investigación se basó en una revisión de los historiales médicos de más de 432.000 niños y adolescentes, de 2 a 19 años, a los que se pesó y midió al menos dos veces antes de la pandemia y al menos una vez al principio de la misma.

Algunas limitaciones: Sólo incluyó a los niños que recibieron atención antes y durante la pandemia. Además, no ofrece una visión de cómo las tendencias de la obesidad pueden haber diferido entre grupos raciales y étnicos.

 

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorCientos de aves se estrellan contra los rascacielos de NY
Artículo siguienteMéxico planea festival masivo Corona Capital para noviembre