Edith González

hedithgonzalezm@gmail.com

Nací a mediados del siglo XX en la capital, me gradué de maestra y licenciada en educación. He trabajado en la docencia y como promotora cultural, por influencia de mi esposo me gradué de periodista. Escribo desde los años ¨90 temas de la vida diaria. Tengo 2 hijos, me gusta conocer, el pepián, la marimba, y las tradiciones de mi país.

post author

Edith González

Evidentemente estamos en el inicio de la nueva era histórica. La era de la tecnología. Lo que nos resulta imposible de negar. Ahora que esta pandemia se ha extendido por todo el mundo, a los ciudadanos de todos los países no nos queda más que en la búsqueda de mantenernos sanos, evitar contagiarnos y cargar el sistema de salud permanecer alejados de nuestros amigos y conocidos, e incluso del super, los centros comerciales, parques, estadios y sitios de distracción sin dejar atrás las iglesias las reuniones de costura o las clases de repostería, el colegio la U y hasta el gimnasio.

Esta quinta era histórica mantiene alejadas a las personas, confinadas en sus casas, buscando nuevas formas de vida y entretenimiento y por supuesto utilizando los medios tecnológicos más o menos avanzados para mantenerse informados de lo que ocurre fuera de su hogar y realizar sus tareas habituales.

El Ministerio de Educación está enviando guías escolares para que los niños y adolescentes puedan seguir sus estudios, a su ritmo, en su casa y sin docente presente. Para otros la computadora se ha vuelto su gran compañera, a través de ella pueden recibir y entregar las tareas de sus estudios virtuales, los que hasta hace unos meses eran vistos con desdeño por algunos, ellos ahora han comprendido que es una forma muy particular, pero eficiente de continuar aprendiendo y avanzar. Los niños están recibiendo además su refacción escolar.

Pero además centros culturales, artistas independientes, colectivos artísticos y hasta bancos ofrecen programas de entretenimiento por internet, así el Ministerio de Cultura presentó la temporada escolar virtual del Ballet Guatemala, con El ballet Romeo y Julieta en coreografía del maestro Manuel Ocampo.

Los entrenadores ofrecen consejos para mantenerse en forma además de brindar clases virtuales, lo que hacen también nutricionistas, reposteros y chefs quienes dan recetas simples y nutritivas, fáciles de seguir.

Las radioemisoras llegan a otro segmento poblacional con consejos y charlas sobre especialistas que nos dicen que hacer y cómo mantenernos ocupados, no perder nuestras rutinas sino por el contrario, entendernos mejor con la familia ahora presente por más tiempo en el hogar.

Y claro la televisión no se queda atrás, cumple exactamente su función de entretener e informar a través de los canales nacionales el sistema de cable y los nuevos sistemas de películas de paga. Además de reunir a la familia en la cadena presidencial para estar al tanto de los últimos acontecimientos y nuevas decisiones contra esta pandemia.

La Tecnología nos permitió conocer la labor de los 100 días del presidente Alejandro Giammattei, la que en su mayoría ha estado destinada a atender las necesidades de los guatemaltecos durante esta emergencia, con el respaldo de sectores nacionales e internacionales, que al apoyar su labor con recursos de distinto tipo demuestran la confianza en el mandatario.

Gracias presidente por cuidarnos, queda que nosotros hagamos nuestra parte

Lamentablemente seguimos teniendo personas que violan el toque de queda, agreden a la autoridad, llegando incluso a dispararle a los policías, y salen a consumir licor fuera de horario permitido. A ellos debe aplicarse la ley ya que con sus conductas además ponen en riesgo la salud de la población.

Por favor ¡QUEDATE EN CASA.¡

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión. Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anterior“¿Usted es comunista? No, soy razonable…”
Artículo siguienteDía Internacional de la Madre Tierra