Imagen de archivo de Salvador Estuardo González Álvarez, alias “Eco”. Foto La Hora

Por Lourdes Arana
lcarana@lahora.com.gt

El Juzgado de Extinción de Dominio continuó con la audiencia en donde resolverá si los fondos que se encuentran en cuentas bancarias vinculadas a Carlos Enrique Muñoz Roldán por el caso La Línea pasan a favor del Estado. Durante la diligencia se reprodujeron testimonios de Salvador Estuardo González Álvarez, alías Eco, en donde detalló cómo se dividían las comisiones ilícitas entre los integrantes de la estructura.

En este proceso el exjefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Carlos Enrique Muñoz Roldán, insiste en que le sean devueltos Q8 millones que asegura son parte de sus ahorros, por lo que no deben ser susceptibles de extinción de dominio.

En el testimonio de Salvador González alias Eco, aseguró que el expresidente Otto Pérez Molina, lo presentó con el exsuperintendente Carlos Muñoz y que esté solicitó a una persona “de confianza” para trabajar con él, “en un proyecto de recaudación”.

“Este proyecto surgía únicamente de la recaudación y que además existía un cobro, por una aplicación de trámites en los contenedores de las distintas aduanas y que, de ese cobro, existía una repartición que se podían hacer en efectivo, que me lo iban a entregar a mí y que había una repartición”, indica en sus declaraciones.

Salvador González señaló que, de las ganancias de los recaudado en las distintas aduanas, el 50 por ciento correspondía al exmandatario Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti.

“El otro 50 por ciento se distribuía en la gente que estaba ayudando, por ejemplo. Yo tuve conocimiento, manejé y reporté esta información y entregué el efectivo”, señaló.

Agregó que al consultar si este pago de comisiones estaba regulado le dijeron que no, “que era un tema que no existía y por lo tanto era un cobro ilegal”.



 

INICIO DEL JUICIO POR LA EXTINCIÓN DE Q8 MILLONES

El 8 de abril, el Juzgado inició el juicio por la extinción a favor del Estado de Q8,340,000 los cuales podrían ser producto del lavado de dinero proveniente de empresas relacionadas al caso La Línea.

El exjefe de la SAT, Carlos Muñoz, solicitó al Juzgado que los Q8 millones le sean devueltos, ya que asegura que son parte de sus ahorros.

El exjefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Carlos Muñoz. Foto La Hora

ANTECEDENTES

Carlos Muñoz fungió como Superintendente de la SAT durante parte del gobierno del expresidente Otto Pérez Molina.

Los bienes a nombre de Muñoz Roldán fueron inmovilizados después de su captura el 16 de abril del 2015 cuando fue develado el caso La Línea, que evidenció la posible defraudación tributaria por parte de las autoridades de turno dentro de la SAT.

Las investigaciones presentadas por la Fiscalía Especial contra la Impunidad y la desaparecida Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), establecieron que las personas involucradas en la carpeta judicial estuvieron vinculadas con una estructura criminal liderada por el expresidente Otto Pérez Molina y la exvicemandataria Roxana Baldetti, en donde participaron funcionarios y empresarios, la cual facilitó el ingreso de mercaderías por las aduanas del país, a cambio del cobro de sobornos.

Las actividades ilícitas provocaron que el Estado dejara de percibir aproximadamente Q302,700,000 en impuestos.



 

Lourdes Arana
Periodista profesional, apasionada con transmitir la noticia de primera mano; enfocada en trasladar la información veraz, puntual y objetiva. Guatemalteca consciente de aplicar valores y principios que ayuden al progreso y desarrollo del país.
Artículo anteriorEl Salvador: Bukele rompe convenio con la CICIES de la OEA
Artículo siguienteDepartamento de Estado reitera que «Lista Engel» se publicará este mes