EL DEBATE

La justicia no es selectiva

Cartas del Lector

post author

Walter Juárez Estrada

En los comicios previos a la elección de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, la entonces presidenta del Tribunal Supremo Electoral María Eugenia Villagrán de León, sustrajo clandestinamente información de las computadoras del ente electoral y se las “vendió” por elevadas sumas de dinero, a la que fue electa vicepresidenta Baldetti Elías, según testimonio que “como prueba anticipada o testigo eficaz”, ofreció el ex secretario privado de la Vicepresidencia en los tiempos del ex PP. Juan Carlos Monzón Rojas, quien le valió su absolución tras varios meses de estar detenido y ofrecer información a la CICIG, testimonio que originó desbaratar todo el andamiaje de corrupción en aquélla nefasta administración.

Pese al tiempo trascurrido nadie se explica del por qué la Fiscalía Especial Contra la Impunidad jefeada por Juan Carlos Sandoval, que recibió en reiteradas ocasiones las denuncias y testimonios de Monzón Rojas, que está autoexiliado con gastos pagados por el Estado, no accionó en los tribunales contra la expresidenta del TSE Villagrán de León, que en primeros meses de la administración de Pérez-Baldetti, fue premiada como Procuradora General de la Nación, cargo al que renunció y abandonó el país, viviendo en Europa a “cuerpo de rey” gozando de los miles que en dólares le entregó Monzón, en nombre de Baldetti, cuando era diputada por la información que clandestinamente sacó de las computadoras del ente electoral.

Extraña la actitud de la ex fiscal general Thelma Aldana y Sandoval, que con pruebas suficientes para promover proceso contra Villagrán de León, se abstuvieron de actuar promoviendo el arraigo contra la relacionada y enjuiciarla por el ilícito cometido, el mismo Monzón dijo a los fiscales de la FECI que con instrucciones de Baldetti, visitaba la casa de la expresidenta y le entregaba información valiosa de cómo estaban posesionados por los partidos adversos al Patriota, quienes eran los líderes del interior que recibían paga a los que debían de botar por ese binomio, que con supuesto fraude ganaron las elecciones.

Corresponde al Procurador General de la Nación Jorge Luis Donado, como represente y asesor del estado, accionar contra aquellos funcionarios que por razones inexplicables no denunciaron en los tribunales a Villagrán de León, cometiéndose el delito de omisión de denuncia e incumplimiento de deberes, de no accionar la fiscal general Marías Consuelo Porras Argueta y el Procurador Donado, serían cómplices y hacemos esta denuncia porque tenemos en nuestro poder copia fiel del fragmento del testimonio de Monzón con el sello de la FECI y del MP que hace más de tres años por la vía anónima se nos hizo llegar a nuestra oficina profesional.

Ahora que dos exfuncionarios del TSE, están encausados por los “errores, supuestamente por la tabulación de los votos en las elecciones del 16 de junio, es aconsejable accionar contra Villagrán de León, así como contra Aldana y Sandoval, por omisión y otros ilícitos, porque la justicia, no es selectiva y debe cumplirse con lo que dice la Constitución y el Código Penal si nosotros callamos también seríamos cómplices.