La energía lumínica y la biomasa se pueden convertir en combustible diésel e hidrógeno

Los científicos desarrollaron un método para producir combustible diésel e hidrógeno mediante la explotación de la energía de la luz (energía solar o energía de la luz artificial). Foto la hora: EUROPA PRESS / dpa.

MADRID
Agencia dpa / (Europa Press) –

Los científicos desarrollaron recientemente un método para producir combustible diésel e hidrógeno mediante la explotación de la energía de la luz (energía solar o energía de la luz artificial) y materias primas derivadas de la biomasa, según publican en “Nature Energy”.

La biomasa, incluida la paja agrícola y los desechos forestales, es la fuente más grande de recursos de carbono sostenibles en la naturaleza y puede reemplazar los recursos petroquímicos para proporcionar productos derivados abundantes.

Como alternativa a la división de agua fotocatalítica para proporcionar hidrógeno, la división de biomasa o sus derivados generalmente produce mayores eficiencias de transformación de luz y mayores tasas de producción de hidrógeno.

Sin embargo, los productos oxidativos derivados de la biomasa son en su mayoría inútiles, causando desperdicio de recursos sostenibles de biomasa y contaminación ambiental.

Por lo tanto, se espera que el desarrollo de tecnologías que combinen la producción de hidrógeno y la conversión de biomasa en productos químicos o combustibles de valor agregado genere una “doble garantía” de materiales y energía para la fabricación industrial y la vida diaria.

El profesor Wang Feng y su grupo en el Instituto de Física Química de Dalian, de la Academia de Ciencias de China, desarrollaron un proceso para utilizar la energía de la luz para impulsar la valorización de productos de biomasa, a saber, compuestos de metilfurano, para producir precursores de hidrógeno y diésel simultáneamente.

Las reacciones se llevaron a cabo a temperatura y presión ambiente, y produjeron precursores de hidrógeno y diésel que están constituidos por compuestos oxigenados isoméricos con una variedad de números de carbono típicos del combustible diésel.

La eliminación del contenido de oxígeno de los precursores de combustible diésel produjo combustibles diésel sostenibles con componentes parecidos al diésel de petróleo actual. El hidrógeno podría usarse para eliminar el oxígeno de los precursores de combustible diésel o usarse solo.

Este proceso realiza la transformación direccional de la energía luminosa y la biomasa en energía de hidrógeno y combustibles diésel, y proporciona una manera de producir energía limpia utilizando energía solar y fuentes de carbono sostenibles presentes en la superficie de la tierra.