Ana Cristina Morales

crismodenesi@gmail.com

Médica y cirujana licenciada por la Universidad de San Carlos de Guatemala, especializada en psiquiatría con arreglo al Programa USAC/IGSS. Con las especializaciones de atención en psicoterapia a mujeres maltratadas, así como en adicciones y Supervisora psicosocial. Autora de -Aprender a perdonar. “Una herramienta en psicoterapia”, publicación personal, y coautora del artículo: “Consecuencias biopsicosociales del abuso sexual”, del libro Síndrome de intestino irritable y otros trastornos relacionados, publicado por Editorial Panamericana. Del libro “El perdón y la salud” de editorial Plataforma. Columna de opinión “Conversando con la Psiquiatra” en el periódico guatemalteco “La Hora”, Trabaja en oficina privada como psicoterapeuta y psiquiatra.

post author

Dra. Ana Cristina Morales Modenesi

El concepto de dignidad humana es primordial en lo que respecta a la autoestima, los derechos humanos y la jurisprudencia. Para el autor portugués, José Saramago: “la dignidad no tiene precio. Cuando alguien comienza a dar pequeñas concesiones, al final, la vida pierde su sentido”.

Por considerarlo un concepto importante, se realiza una breve revisión de éste. La dignidad, o “cualidad de digno” (del latín, grandeza”), se refiere al valor inherente del ser humano por el simple hecho de serlo. Es una cualidad consustancial al ser humano.

Es una condición del que se hace valer como persona, se comporta con responsabilidad, seriedad y con respeto hacia sí mismo y hacia los demás y no permite que lo humillen ni degraden.

La idea de dignidad personal nace en el origen del cristianismo. El hombre, al considerarse “creado a imagen y semejanza de Dios”, se considera un sujeto libre y por lo tanto responsable de sus actos. Los conceptos de libertad y responsabilidad son indisolubles y unidos al de dignidad.

Mahatma Gandhi, líder político de la India, consideraba que: La dignidad de la naturaleza humana requiere que enfrentemos las tormentas de la vida.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos menciona que todas las personas son libres e iguales en derechos; es decir, da reconocimiento a la dignidad humana, plasmada en tratados internacionales, así como en diversas legislaciones. Esta dignidad se refiere a la protección y la garantía de que cada ser humano constituya la base del Estado de derecho; deriva del respeto a uno mismo y a los demás.

En conclusión, la dignidad humana es el derecho que tiene cada uno de ser valorado como sujeto individual y social, en igualdad de circunstancias, con sus características y condiciones particulares, por el solo hecho de ser persona.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorCorre y va de nuevo el engaño
Artículo siguienteEn GT han reportado 3,687 mujeres desaparecidas; 61 han sido localizadas muertas