El diputado Boris España fue designado este jueves por actos de corrupción. Foto La Hora/Archivo

Por Cristian Velix
cvelix@lahora.com.gt

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) resolvió mantener el antejuicio del diputado Boris España, rechazando de esa manera la petición de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) para que el congresista fuera investigado por el Caso Subordinación de Poderes.

La FECI había interpuesto la solicitud para que se le quitara la inmunidad al legislador, por posiblemente haber recibido coimas a cambio de la aprobación de determinadas leyes en el Congreso de la República, entre ellas, la Ley de Control de Telecomunicaciones Móviles en Centros de Privación de Libertad y Fortalecimiento de la Infraestructura para Transmisión de Datos, que según la fiscalía habría beneficiado a la empresa Tigo. Personeros de dicha empresa han negado los señalamientos.

De esa forma, las pesquisas preliminares señalan a España de pertenecer a un grupo de diputados que recibían instrucciones de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti en cuanto a las iniciativas que se debían aprobar en el Legislativo, como también de aparentemente repartir las dádivas que correspondían a pagos bimensuales de Q50 mil.

De momento, este expediente judicial sigue en el limbo y la Fiscalía busca reactivarlo, después de que el juez Víctor Cruz, titular del Juzgado Décimo de Instancia Penal, resolviera anular todas las actuaciones legales de este expediente judicial. La FECI también presentó una solicitud de retiro de antejuicio en contra del juzgador.

Crisitian Velix
Tengo 23 años en los cuales me adentré, por curiosidad, a conocer a través del periodismo la realidad del país, razón por la que me dedico en la actualidad a esta profesión. Soy sancarlista, aficionado del béisbol, del tenis y creyente en que el comunicar lo que sucede en Guatemala es fundamental para que seamos una mejor nación.
Artículo anteriorLa CC ordena, de nuevo, que la CSJ conozca antejuicio de Felipe Alejos
Artículo siguienteÓSCARES A PARÁSITOS