La agitación política en Puerto Rico parece disminuir

En esta imagen del 16 de mayo de 2019, un poste de cableado eléctrico se inclina sobre un camino en la zona de Piedra Blanca de Yabucoa, Puerto Rico. FOTO LA HORA/CARLOS GIUSTI, ARCHIVO/AP

POR DÁNICA COTO /AP
SAN JUAN

La agitación política en Puerto Rico parecía disminuir al menos temporalmente hoy, cuando la atención se enfocaba en asuntos de gobierno en lugar de las protestas luego que la nueva gobernadora suspendió un contrato relacionado con la reconstrucción tras los huracanes.

En una de sus primeras decisiones como gobernadora, Wanda Vázquez anunció anoche que revisaría un contrato pendiente de 450,000 dólares que es parte del programa para reconstruir y fortalecer la red eléctrica de la isla, que quedó devastada por el huracán María hace casi dos años.

“En esta administración no hay espacio para gastos irrazonables”, dijo Vázquez, quien el miércoles se convirtió en la tercera gobernadora de Puerto Rico en una semana después de multitudinarias protestas en contra de la corrupción y las malas gestiones.

La presión inmediata sobre la nueva gobernadora parecía disminuir un poco. No ha habido grandes protestas desde que ella juramentó y ninguna parecía estar en el horizonte.

Hoy, Vázquez le pidió a la gente que le diera una oportunidad.

“El pueblo de Puerto Rico sabe que yo estoy aquí porque la Constitución lo dictó”, declaró la gobernadora, agregando que lleva 32 años en el servicio público, incluyendo como fiscal de distrito y secretaria de justicia. “A través de mi trayectoria pude ver la necesidad, la pobreza, la desesperanza, la impotencia, y también el deseo de echar para adelante de la gente… Esas experiencias las quiero usar para el beneficio del pueblo”, declaró.

Vázquez dijo que una de sus prioridades es evaluar todos los contratos del gobierno. La ira aún late en todo el territorio estadounidense por la corrupción y la mala gestión de fondos públicos que condujo a la reciente expulsión del ahora exgobernador Ricardo Rosselló.

Se preveía que la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE), que debe más de 9,000 millones de dólares, firmara el contrato con Stantec, una compañía consultora canadiense. Vázquez no explicó los motivos de la suspensión, y se limitó a decir que la transparencia es una prioridad de su gobierno.

Sin embargo, un portavoz de la compañía eléctrica envió un comunicado a The Associated Press vía correo electrónico en el que dijo que el director ejecutivo de la AEE, José Ortiz, tenía previsto reunirse el lunes con Vázquez para explicarle la importancia de firmar el acuerdo. Ortiz dijo que el contrato debe entregarse antes del 6 de octubre a fin de que el territorio estadounidense pueda obtener fondos federales para la recuperación de desastres.

Se desconoce si la decisión de Vázquez retrasará las labores de reconstrucción y reforzamiento de la red eléctrica, que sigue siendo frágil y propensa a cortes en el servicio que molestan a muchos de los 3.2 millones de habitantes de la isla.