El entrevistado indicó que la basura se traslada a las plantas de tratamiento, y antes de cumplirse doce horas de acumulación, un equipo de personas trabaja en clasificarla y procesarla. Foto: La Hora/Cortesía.

Por Ana Lucía González
agonzalez@lahora.com.gt

En un día promedio de actividad, el equipo de limpieza de los Parques del IRTRA, de San Martín Zapotitlán, Retalhuleu recoge alrededor de seis toneladas de basura, lo que incluye la recolección en los tres parques y los diferentes hostales.

La basura se traslada a las plantas de tratamiento, y antes de cumplirse doce horas de acumulación, un equipo de 16 personas trabaja en clasificarla y procesarla en tres grupos: orgánicos, inorgánicos y desechos peligrosos, explica el ingeniero Julio Teletor Jerónimo, jefe del Departamento de Seguridad, Higiene y Control Ambiental del IRTRA.

La materia orgánica representa un 65% de la basura, la cual se procesa en cámaras de compostaje para convertirla en abono orgánico y acondicionador de suelos, que además contiene una riqueza en micronutrientes. Este compostaje, asegura, no les alcanza.

Los desechos inorgánicos tales como vidrio, cartón, aluminio, papel y chatarra representan del 5 al 10 por ciento. Esta se comercializa y se vende en lote. Mientras que los desechos peligros, tales como mascarillas, vidrio roto, medicamentos y material hospitalario, especialmente abundante por la pandemia, representan alrededor del 1% de lo recolectado.

El manejo consciente de la basura también ha representado una fuente de ingresos a la administración del IRTRA. “Antes de esto el IRTRA invertía más de Q200 mil anuales en abono para los jardines; ahora nos ahorramos esa parte. Con la venta de material inorgánico, superamos los Q200 mil anuales en ventas”, informa Teletor, quien tiene más de 20 años de laborar en la institución y cuenta con un doctorado en desarrollo sostenible (pénsum cerrado).

UN MODELO MUNICIPAL

Los desechos inorgánicos tales como vidrio, cartón, aluminio, papel y chatarra representan del 5 al 10 por ciento del total de los desechos recolectados. Foto: La Hora/Cortesía.

El programa de reciclaje del IRTRA se ha convertido en un modelo eficiente. El apoyo de las autoridades, el compromiso de los colaboradores, así como de un plan de objetivos previamente establecidos, son parte del éxito. Hace 16 años, se invirtió en una planta de tratamiento. El costo estimado fue de Q8 millones, con el terreno disponible, cuenta Teletor.

Es por ello que algunas municipalidades del país se han acercado a conocer el modelo e intentar replicarlo en sus corporaciones. Sin embargo, debido a la rotación de las administraciones municipales no se han logrado buenos resultados.

Un ejemplo fue Rabinal, Baja Verapaz, hace unos 10 años, recuerda. El alcalde de entonces se apoyó en los Fondos de Inversión Social para construir una planta de tratamiento. Era modesta. “Como IRTRA, lo apoyamos, pero a los cuatro años, con el cambio de administración se convirtió en un basurero”, recuerda.

Apostar por la construcción de plantas de tratamiento municipales no debería ser un desafío tan grande, asegura. Pueden construirse en un área de dos manzanas de terreno, mejor si tiene declive, para que las aguas fluyan a una laguna.

Sin embargo, tiene claro que la administración de estos desechos no debería estar en manos de un ente municipal, sino de un ente autónomo para optimizar su funcionamiento.

MANEJO INTEGRAL

El concepto de reciclaje consiste en no producir basura. Ese debería ser el modelo a crear, reutilizar los desechos al máximo. España apenas logra reciclar un 30% en reciclaje. En Guatemala, si logramos reciclar un 5% es mucho. “No sabemos, no conocemos, no es parte de la cultura”, afirma.

La apuesta entonces no debe ser solo el reciclaje, sino el manejo integral de los desechos sólidos. Reducir, sería lo ideal, reutilizar lo prudente. Las nuevas tendencias en el manejo de los recursos se enfocan en la economía circular, aprovechando los desechos desde la concepción misma del diseño de un producto, y que este pueda volver a integrarse al ciclo productivo.

El manejo de los desechos debe verse de forma sostenible, enfocado ambientalmente, económico y socialmente beneficioso”, expone Teletor.

Para este experto, todos deberíamos participar de forma decidida. El gobierno y sus instituciones deben liderar el proceso, el ciudadano pagar por el servicio y tener la conducta adecuada, y la empresa ser también un agente de cambio a lo interno y externo de sus instalaciones.

Reconocimiento otorgado el IRTRA. Foto: La Hora/Cortesía.

IRTRA, el hotel más grande

• Los hostales del IRTRA representan el hospedaje más grande del país con 780 habitaciones.
• 1 millón 800 mil al año es el promedio de visitantes que reciben los parques del IRTRA de Retalhuleu.
• Más de medio millón de personas pernoctan al año en los hostales del IRTRA.

Lea: MuniGuate invita a participar en el Día Mundial del Reciclaje

Ana Lucía González
Periodista guatemalteca apasionada por contar historias de la realidad nacional. En ser voz de los que no tienen voz. Afanada en un aprendizaje constante. Me debo a los lectores y a mis valores y principios.
Artículo anteriorDiputada Valenzuela: de 11 mil plazas ofrecidas a maestros solo hay 5 mil
Artículo siguienteColombia: Duque ordena desplegar la Fuerza Pública en su máxima capacidad para eliminar los bloqueos