Jueza condena a colaboradores eficaces en caso Construcción y Corrupción

Por Cristian Velix
cvelix@lahora.com.gt

La jueza Erika Aifán condenó a tres sindicados en el Caso Construcción y Corrupción, quienes contribuyeron a las diligencias de investigación durante el proceso penal. Ellos no irán a prisión, sin embargo, mientras dure la pena impuesta no deben cometer ningún ilícito para que dicha medida no se revoque.

De esa forma la jueza Aifán impuso a Aneliese Mercedes Herrera Monterroso, quien fue asistente de Alejandro Sinibaldi, una sentencia de tres años de prisión por el delito de lavado de dinero u otros activos y una multa de Q200 mil. Asimismo, deberá dar Q25 mil a dos instituciones benéficas.

Mientras que a Carlos Francisco Goyzueta Valladares, colaborador del exministro, la jueza lo condenó a tres años de prisión por el delito de lavado de dinero u otros activos, además del pago de una multa de Q340 mil. Además, deberá entregar Q40 mil a cuatro entidades benéficas, como también 1 mil 500 pupitres al Mineduc.

Para Juan Arturo Jegerlehner Morales, concuño de Sinibaldi, la jueza le impuso el pago de Q50 mil a dos entidades benéficas, esto por el delito de asociación ilícita, y también deberá hacer un ensayo relacionado a la moral de los profesionales del derecho en el ejercicio de sus funciones.

De acuerdo las investigaciones, ellos fueron parte de una estructura de corrupción con la que se facilitaba el pago de deuda de arrastre o de nuevos proyectos en el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (Micivi), esto cuando dicha cartera estaba a cargo de Alejandro Sinibaldi.

Para ello, según las pesquisas, se creó un conjunto de empresas de cartón, las cuales funcionaban como una “ventanilla especial”, en la cual empresarios de la construcción entregaban sobornos para agilizar los pagos.

Esas empresas estaban vinculadas al exministro, quien permanece prófugo de la justicia.