“Juego de las llaves” de Amazon Prime indaga sobre el deseo

Fernando Lebrija es uno de los productores ejecutivos y directores de la serie de Amazon Prime "El juego de las llaves”. Foto la hora: Berenice Bautista/AP.

Por BERENICE BAUTISTA
CIUDAD DE MÉXICO
Agencia (AP)

Mientras que es común que personas con parejas estables tengan fantasías sexuales con otros, en la serie original de Amazon Prime “El juego de las llaves” estos deseos se materializan.

El programa, que se estrena hoy en la plataforma de streaming y cuenta con las actuaciones de Maite Perroni y Fabiola Campomanes, aborda un tema pocas veces explorado en producciones latinoamericanas: parejas estables, casadas o no, que buscan abiertamente tener experiencias sexuales con otras personas, ya sea en grupo o por separado “swingers”, como se les conoce popularmente.

“En los 70 en Guadalajara era muy sabido que en un club de tenis, que era el Racquet, se jugaba el juego de las llaves”, dijo Fernando Lebrija, uno de los directores y productores ejecutivos de la serie, quien nació en esa ciudad del oeste de México. “Ahora que platico en Guadalajara con mis parientes y tíos más grandes que hice esta serie me dicen ‘¿está basado en el juego de las llaves del Racquet Club?’”.

Pero a diferencia del juego de los años 70, donde Lebrija dice que se repartían llaves de cuartos, en la serie lo que se reparten son llaves de autos y casas para definir al azar quién se queda con quién.

La serie, creada por Marisa Quiroga y coproducida por Amazon, Pantaya y Corazón Films, presenta a cuatro parejas de mediana edad, cuatro de ellos amigos desde la escuela secundaria, algunos con hijos, otros casados hace casi una década a excepción de uno que es actor, Sergio (interpretado por Sebastián Zurita), quien tiene una relación ardiente con su novia millennial. Sergio se topa con Adriana (Perroni) en el aeropuerto y quedan para hacer una cena con sus viejos amigos y sus respectivas parejas.

Lo que sigue es un torbellino de emociones desatadas por el juego a lo largo de varios meses, retratado en 10 capítulos de media hora. La serie tiene un tono de melodrama y se apoya en la combinación de actores de televisión con actores de cine, algo que según Lebrija funcionó muy bien en la pantalla.

Llama la atención que Adriana es una mujer de 35 años que sólo ha tenido sexo con su esposo y dice que no se quiere morir así.

Campomanes, actriz de telenovelas como “Mi corazón es tuyo” y “Teresa” que ha decorado portadas de revistas para adultos, trae un personaje más maduro y recatado: una madre de dos hijos hiperactivos que sufre por conseguir a una nana que se adapte a su familia.

El elenco lo completan Humberto Busto, Hugo Catalán, Horacio Pancheri, Marimar Vega y Ela Velden. Son una mezcla de actores con experiencia en telenovelas, series y películas, como Busto, cuyos créditos incluyen la cinta “Amores perros” y la serie “El Chapo”.

Lebrija también fue el encargado de crear el estilo visual de la producción, mientras que Kenya Márquez y Javier Colinas dirigieron al igual que él varios capítulos.

Algo que Lebrija dice que benefició a los directores antes del rodaje en la Ciudad de México, es que los guiones de la serie no estaban completamente terminados.

Para Lebrija, pese a que la base de la historia son los deseos sexuales de los personajes, el mensaje final es más profundo.