JOH dice que muertes por disturbios entre hinchas “no van a quedar impunes”

Una imagen de los enfrentamientos en un campo de fútbol en Tegucigalpa. FOTO LA HORA/ SOY MOTAGUA DE CORAZON / SOCIAL / EUROPA PRESS

MADRID/EUROPA PRESS

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ha condenado la “indignante conducta terrorista” que se saldó el sábado con cuatro fallecidos por una pelea entre hinchadas rivales en un campo de fútbol y ha advertido de que “esto no va a quedar impune”. La Policía ya ha ofrecido una recompensa.

Cuatro personas murieron el sábado por un choque entre seguidores de los equipos de Motagua y Olimpia, en Tegucigalpa. Según el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), más de 50 personas han muerto por peleas de este tipo desde el año 2003.

“Condenamos la indignante conducta terrorista, inhumana, llena de saña y maldad en actos provocados (…) por mareros y pandilleros disfrazados de ‘barras’, esto no va a quedar impune”, ha advertido Hernández, en un comunicado en el que ha apelado a la responsabilidad de las fuerzas de seguridad pero también de los equipos de fútbol.

“Todos debemos hacer nuestra parte. Honduras debe sacar a los mareros y pandilleros terroristas del fútbol”, ha añadido el mandatario, quien ha dado orden de “capturar a los actores de estas muertes y agresiones que han llenado de dolor y luto a toda la nación y al mundo deportivo”.

“Las instrucción ha sido clara: a trabajar sin descanso para capturar a los responsables, investigar las diferentes conexiones y cambiar radicalmente el manejo de estos eventos. Los estadios deben ser espacios de sana convivencia entre gente civilizada, en familia, entre amigos”, ha remachado.

La Policía Nacional ha ofrecido una recompensa de hasta 350 mil lempiras (casi 12 mil 900 euros) por información que permita el arresto de personas implicadas en este suceso. La institución ha publicado en redes el aviso y ha subrayado que cualquier dato aportado es “estrictamente confidencial”.